El déficit energético impide bajar el coste de la desalación

0
42
42

El déficit energético impide bajar el coste de la desalación
25-11-2005 (Diario de Sevilla)

Alternativas al Plan Hidrológico Nacional
Chaves afirma que las nuevas plantas proyectadas por el Gobierno resolverán al cien por cien la falta de agua sin recurrir a trasvases
La primera jornada del V Congreso Nacional de la Asociación Española de Desalación y Reutilización del Agua (AEDyR), que se celebra en Almería, reabrió ayer el debate sobre el déficit hídrico en Andalucía. Las fórmulas planteadas por las administraciones para atajar la escasez de este recurso van desde un trasvase a las zonas deficitarias, aprobado por el anterior Gobierno del PP y derogado luego por el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero, a la restauración de aguas residuales y desalación, los referentes del programa AGUA del Ministerio de Medio Ambiente. Pero es el coste final del mismo lo que preocupa a consumidores y comunidades de regantes, toda vez que Andalucía fue la cuarta región donde más se encareció el agua en 2002 y son aquéllos quienes deben asumir el mantenimiento de las infraestructuras hidraúlicas.
La apuesta por la desalación de agua de mar ha encontrado, sin embargo, su peor enemigo en la dependencia energética de España, cuyas industrias se ven obligadas a recurrir a la importación cada vez más cara , lo cual impide la reducción de los costes del agua, ya que la energía incide en casi el 50 por ciento de su precio final. Así lo pusieron de manifiesto ayer el presidente del Instituto Andaluz del Agua, Hermelindo Castro, y el de la AEDyR, José Antonio Medina, quienes apostaron por la investigación como fórmula para contrarrestar los costes producidos por la energía, sobre la que la Junta no tiene competencia.
Entre las posibles soluciones se encuentra la implantación de sistemas de reciclaje que devuelvan la salmuera (residuos salinos del agua de mar) a unas turbinas para la producción de nueva energía o el desarrollo de membranas y filtros más eficientes que permitan una reducción del consumo. Castro y Medina abogaron por investigar y perfeccionar éstas y otras técnicas que ya han comenzado a utilizarse logrando reducir los costes de producción y prolongar la vida útil de las instalaciones.
En la misma línea se pronunció el presidente de la Junta, Manuel Chaves, quien ofreció el discurso inaugural del cónclave. Éste apuntó la posibilidad que ofrece la tecnología de producir mil metros cúbicos de agua desalada al precio de venta de un litro de agua mineral y, aunque en rueda de prensa posterior reconoció que en Andalucía aún no se ha logrado esta proporción, se mostró convencido de que, como mínimo, el precio de este recurso con la desalación será más reducido que el previsto por el Gobierno del PP en el Plan Hidrológico Nacional (PHN).
Chaves aseguró que con las construcción de desaladoras y las actuaciones de reutilización de aguas previstas por el Ejecutivo central se resolverán al cien por cien los problemas de consumo y de demanda sin tener que acudir a la alternativa del trasvase. Por contra, el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez Comendador (PP), que precedió al presidente autonómico en la palabra, reivindicó para la provincia lo previsto por su partido en el PHN. Nos negamos a renunciar a otras aportaciones de agua a las que, por solidaridad, tenemos derecho , dijo.
En la actualidad, aunque la comparación entre lo que se paga por agua desalada con respecto a las soluciones convencionales es todavía favorable a estas últimas, el precio al que se obtiene el recurso convencional es cada vez mayor al del recurso desalado, que va disminuyendo.
La intención del Gobierno central es situar el precio del agua por debajo de lo previsto en el PHN que cifraba en una media de 90 céntimos de euro el metro cúbico trasvasado. Según Narbona, infraestructuras como las desaladoras permitirían abaratar el recurso hasta pagar 40 céntimos por metro cúbico.

Comentarios