Las multas por vertidos en los ríos gallegos se duplicaron en un año

0
38
38

La Voz de Galicia hace hoy un extenso repaso por la situación de la salubridad de las aguas en Galicia. Los datos, aunque preocupantes por su magnitud, muestran una evolución esperanzadora.

Una decena de ríos y rías de Galicia reciben continuamente vertidos incontrolados e ilegales que redundan en su contaminación y degradación. La Xunta, que comparte la gestión de esos espacios naturales junto a la Confederación Hidrográfica del Norte, tramitó 71 expedientes sancionadores durante el pasado año, con multas que van desde los 240 a los 60.000 euros, según la magnitud de ese vertido. En total, las multas expedidas en el 2005 por Augas de Galicia en las provincias de Lugo, A Coruña y Pontevedra han supuesto un montante de casi medio millón de euros. A esa cantidad habría que sumar las sanciones en Ourense, competencia del Ministerio de Medio Ambiente.

Sólo en octubre y noviembre, el Gobierno gallego hizo firmes más de una veintena de sanciones, es decir, una cada tres días. Pese a ello, los grupos ecologistas siguen manteniendo que la mayoría de las infracciones no llegan a denunciarse.

Esos 71 expedientes sancionadores en el 2005 son el doble que doce meses antes. En el 2004 se tramitaron apenas una treintena de multas, por importe de unos 190.000 euros. Es decir, un 60% menos que durante este ejercicio. En todo caso, sólo en dos ocasiones la Xunta ha llegado a aplicar la mayor mano dura (hasta donde llegan sus competencias) con los agentes contaminantes.

* La ley puede obligar también al infractor a reparar la zona que ha dañado

* Minicentrales, purines y depuradoras, causas del deterioro acuífero

* La Xunta propone una inspección integral en todas las cuencas fluviales

* El saneamiento convierte en infractores a los ayuntamientos

Comentarios