Sólo cuatro de las 25 desaladoras del Plan AGUA están en marcha

0
34
34

Han pasado casi dos años desde que el Gobierno derogó el trasvase del Ebro. Fue casi la primera decisión que tomó José Luis Rodríguez Zapatero después de las elecciones. El Ministerio de Medio Ambiente, entonces, planteó el Plan AGUA como alternativa a la escasez en la cuenca mediterránea. El eje principal de este proyecto es la desalación. La ministra, Cristina Narbona, anunció «una veintena » de plantas desaladoras. Dos años más tarde, sólo cuatro de estas plantas se encuentran en funcionamiento. Así lo reflejan los datos facilitados por la empresa pública Acuamed, que es la responsable de la puesta en marcha de dos de estas desaladoras.
Si se suma su capacidad máxima, las cuatro plantas -la de San Pedro del Pinatar (Murcia), la de Marbella y la de El Atabal (Málaga) y la de Carboneras (Almería) pueden desalar 136 hectómetros cúbicos de agua al año. Esto supone un 22,6 por ciento de los 600 prometidos por el Gobierno.

Al 10 por ciento. Es cierto que aún hay tiempo hasta 2008, y también lo es que hay otras dos desaladoras que se pondrán en funcionamiento, pero con plantas como la de San Pedro del Pinatar funcionando sólo al 10 por ciento de su capacidad, según denuncia la oposición, parece difícil cumplir este objetivo. España, sólo en usos urbanos, consume unos 5.000 hectómetros cúbicos.

Un extenso y crítico artículo, hoy en La Razón.

Comentarios