Directiva Marco del Agua. Plan de Cuenca

0
16
16

Los expertos participantes en la mesa redonda organizada en la tarde de ayer en Valladolid con el título 'Directiva Marco del Agua. Plan de Cuenca' coincidieron ayer en señalar que de forma irremediable la aplicación de la nueva normativa europea supondrá un importante encarecimiento de este recurso.

De este modo, los usuarios lo notarán en su factura, pero, sobre todo, serán los regantes quienes más sufrirán las consecuencias. En este sentido, y en el marco de esta mesa de debate incluida entre las previstas por los promotores del Foro de Infraestructuras y Desarrollo Regional, Javier Varela, ex comisario de aguas de la Confederación Hidrográfica del Duero, señaló ayer que «la directiva establece una nueva economía del agua, que da un paso más en la recuperación total de los costes, no solo en lo que respecta a las inversiones públicas sino también a los posibles daños medioambientales», manifestó durante su intervención. Auguró además que la aplicación de la directiva traerá consigo una cierta polémica entre el colectivo de regantes en cuanto al principio de recuperación de costes.

Luis Oviedo, abogado de Ecologistas en Acción, insistió por su parte en la idea de que «las cosas tienen que cambiar, porque no podemos seguir apostando por zonas agrícolas o de regadío insostenibles en ciertos puntos del país y mucho menos sin crear verdaderos recursos que permitan la recuperación de las aguas residuales». El letrado resaltó también la situación que se da con el exceso de urbanizaciones «en condiciones aberrantes» en cuanto a cantidad y calidad del agua o con la proliferación de los campos de golf.

Y todos los expertos coinciden en señalar que, tanto Valladolid como Castilla y León, necesitan más infraestructuras hidráulicas que mejoren la regulación y abastecimiento. Especialmente, aseguran, esta tierra es deficitaria en sistemas de depuración.

Visto en El Norte de Castilla.

Comentarios