La OCU analiza los precios del agua

0
272
272

Temas

Más sobre el estudio de la OCU.

La OCU ha realizado un estudio comparativo sobre el precio del agua en las 50 capitales de provincia. Las diferencias en el precio en función de la localidad en la que resida el usuario son muy importantes: un consumidor que resida en Mallorca puede llegar a pagar hasta 4 veces más por su agua de grifo que si reside en León.

El consumo de agua corriente sale cuatro veces más caro en Palma de Mallorca que en León, según un análisis comparativo realizado en 50 capitales de provincia por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). León es la ciudad que menos paga, con un precio de 0,47 euros por metro cúbico (82 euros al año), y Palma de Mallorca, la que más, con 1,98 euros por metro cúbico (346 al año). En todo caso, la OCU admite que la "comparativa es difícil, porque cada Ayuntamiento factura de un modo distinto".

El coste medio en euros del metro cúbico para un consumo medio de 175 metro cúbicos al año (una familia de cuatro o cinco miembros) se sitúa en 1,02 euros. Tarifas intermedias entre esos dos extremos son los 1,61 euros en Barcelona, 1,37 en Murcia, 1,27 en Valencia, 1,11 en Madrid, 0,84 en Toledo o 0,78 en A Coruña. "El precio del agua no determina su calidad, pero si viene asociado a la dificultad para obtener este bien". En general las ciudades más caras suelen ser ciudades mal abastecidas, mayoritariamente situadas al sur de la península o que dependen de desaladoras.

De las conclusiones del estudio sorprende que no se incentive el ahorro del agua. La estructura tarifaria por bloques no está funcionando como medida disuasoria de consumo. Es más, en muchas ciudades se obtiene el efecto contrario: cuanto más agua se consume, menos se paga por cada m3. Esto ocurre en Bilbao, Burgos, Cáceres, Córdoba, La Coruña, Madrid, Murcia, Pamplona, Pontevedra, San Sebastián, Teruel y Valencia. Las razones son básicamente dos: que la cuota fija que se cobra es demasiado alta, lo que penaliza a los consumos bajos y que el sistema de bloques que se aplica en la cuota variable no está bien ajustado.

Es curioso comparar este estudio con el otro de FACUA que conocíamos hace algo más de un mes.

Comentarios