Materia orgánica para impedir el paso de plaguicidas a los acuíferos

0
72
72

Investigadores del grupo 'Protección Vegetal' de la Estación Experimental del Zaidín, ubicada en Granada y perteneciente al CSIC, aplican materia orgánica a los suelos para retener los plaguicidas y evitar que contaminen los acuíferos.

Los científicos han comprobado que la aplicación de enmiendas del suelo con materiales como lodos de depuradoras, derivados orgánicos procedentes de cultivos agrícolas o sustancias con capacidad detergente reducen el movimiento de los productos fitosanitarios y su llegada a las aguas subterráneas. De esta forma, la materia orgánica no sólo supone un abono para suelos pobres en estas sustancias, sino que disminuye la contaminación y mantiene a los plaguicidas en el sustrato disminuyendo su transporte.

Los investigadores orientan sus estudios al análisis y estudio del comportamiento de los plaguicidas en muestras de suelo y agua. Han demostrado que la mayor o menor retención de los plaguicidas depende de sus propiedades, del suelo y del tipo y cantidad de riego utilizado por el agricultor. La retención de los productos fitosanitarios en las capas superficiales del suelo hace que las raíces de las plantas puedan asimilarlos y posteriormente la población de microorganismos que allí se desarrolla los degrade, reduciendo el impacto negativo sobre el medio ambiente.

Además los científicos han comprobado que las propiedades de los plaguicidas también influyen en la movilidad. En este sentido, según explica la responsable del grupo, Arantxa Peña, los productos fitosanitarios menos solubles en agua se retienen más en el suelo enmendado. Por el contrario se retienen menos los herbicidas más solubles en agua, y que son arrastrados más fácilmente por las lluvias o por el agua de riego.

Precisamente, el riego constituye otro factor determinante en la retención. En el caso de la irrigación 'a manta', se produce un gran arrastre no sólo de los plaguicidas sino también de los nutrientes del suelo. Por ello, los científicos recomiendan el riego por aspersión o goteo.

Los expertos pueden asesorar a los agricultores con su investigación, ya que estudian el comportamiento de los plaguicidas en las mismas condiciones en que se desarrolla el cultivo. Próximamente, los científicos granadinos comenzarán un proyecto centrado en el efecto del riego sobre plaguicidas y metales de los suelos.

Fuente.- Andalucía Investiga

Comentarios