Entrevista con Antonio Gato Casado

0
264
264

Tal y como se preveía, el nuevo presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero es Antonio Gato Casado, que sustituye en este cargo a Helena Caballero

J. Moreno publica hoy en El Norte de Castilla la primera entrevista tras el nombramiento de ayer.

-¿El que sea miembro del Comité regional del PSOE significa que Ángel Villalba ha apoyado su nombramiento?

-Tengo buena relación con Ángel Villalba y he contado con su apoyo desde el principio. Lo mismo que con Soraya Rodríguez, con la que he trabajado muy de cerca en en temas medioambientales. En todo caso, la propuesta ha sido de la ministra Narbona.

-Durante los últimos meses los ánimos en el organismo que presidirá han estado alterados. ¿Va a ser posible controlarlos?

-Lo primero que haré es sentarme a hablar con los funcionarios, los regantes y los ayuntamientos para conocer los problemas que hay. Tengo claro que a veces la conflictividad surge porque hay intereses diferentes. Todos los sectores deben saber que el agua es un patrimonio de todos y su gestión debe guiarse por criterios de racionalidad y de eficacia.

-Como director financiero que ha trabajado para una constructora, sabrá ya el presupuesto que va a gestionar.

-El de la Confederación exclusivamente son 60 millones de euros. A estos se añaden las inversiones que se realizan por la sociedad Aguas del Duero y las del ministerio, por lo que estaríamos hablando de unos 160 millones de euros para este año 2006.

-¿El dicho de que 'el que venga detrás de mí, bueno me hará' va con usted?

-Eso se verá con el tiempo. Desde luego entro con muchas ganas de mejorar la gestión aunque cada uno tiene su impronta personal, como la ha tenido Helena Caballero.

-¿Le han advertido que tenga cuidado con el 'lobby' de los ingenieros de la CHD?

-Se habla muchas veces de ellos, pero tengo claro que la Confederación es una Administración como otra más. Los funcionarios deben hacer su trabajo y esos rumores no sé si son ciertos o no.

-¿Privatizar el agua como lo han hecho los ayuntamientos es bueno o malo?

-Lo que hacen los Consistorios es delegar en una empresa privada una competencia propia, pero manteniendo siempre el control. Yo soy partidario de todo lo público porque creo que no está reñido con la eficacia. Si las cosas se pueden hacer con medios públicos prefiero no privatizar.

-¿Cuáles son sus objetivos para los primeros cien días?

-Son objetivos globales que van a estar siempre como guía en mi gestión. En primer lugar, garantizar el abastecimiento del agua potable a la población y, en segundo término, reducir la contaminación. También pretendo que el Plan de Cuenca Hidrológico esté elaborado antes del 2009.

-¿Las empresas que contaminan van a tener en usted una persona beligerante o comprensiva?

-Uno no puede ser comprensivo con los que contaminan. El grado de beligerancia vendrá marcado por la legislación y no se puede permitir que se contamine impunemente. Contaminar no solo es echar por tierra las políticas de saneamiento que ponemos en marcha, sino es atentar contra un bien escaso como es el agua. Voy a ser beligerante porque también lo es el Gobierno en esta materia.

-Termina esta legislatura e igual se queda sin competencias porque pueden ser cedidas a la Junta.

-El proceso de la reforma del Estatuto acaba de empezar y es todavía prematuro confirmarlo. El Duero pasa un tercio por Portugal y hay que escuchar su voz.

-¿Castrovido se ha explicado mal?

-Pese a la polémica creo que la construcción de la presa es ya un tema cerrado y voy a dedicar todo mi esfuerzo a terminar la obra.

Vayan desde aquí los mejores deseos de éxito para el gran reto que se le presenta al nuevo presidente de la CHD.

Mientras, Helena Caballero se despide de la prensa resaltando los logros de su mandato.

Comentarios