El canon de saneamiento entra en la campaña electoral cántabra

0
15
15

La Consejería de Medio Ambiente de Cantabria, ante las declaraciones del presidente regional del PP, Ignacio Diego, comprometiéndose a bajar un 20 por ciento el canon de saneamiento en el caso de que fuese elegido presidente de Cantabria, ha pedido al PP "responsabilidad política y jurídica" ante lo que entiende una propuesta "puramente electoralista de cara a la galería y, sobre todo, irresponsable, que raya la ilegalidad".

La Consejería de Medio Ambiente ha remitido un comunicado en el que expone que la Directiva Marco del Agua Europea exige a los estados miembros una política de repercusión de costes del ciclo integral del agua basado en la conocida sentencia de que "el que contamina paga".

Como Ley de rango superior, la Directiva ha sido transpuesta a la Ley Española de Aguas, que como toda Ley y sentencia del Tribunal Supremo, según afirma la Consejería, es de obligado cumplimiento "incluso para el señor Diego", en referencia a la propuesta del canon de saneamiento y a la realizada hace algunas fechas en relación con la depuradora de Vuelta Ostrera.

La Consejería de Medio Ambiente señala que "iniciada la campaña electoral muchas van a ser las propuestas que los ciudadanos de Cantabria van a tener que escuchar con mayor o menor estupor", exigiendo al Partido Popular que "no especule con aspectos que puedan confundir a los cántabros desde la ilegalidad".

El comunicado añade que "quizá el señor Diego tenga la necesidad de recortar una diferencia electoral muy amplia empleando tácticas muy agresivas, pero corre un riesgo muy alto aplicando políticas de tierra quemada con promesas que rozan la ilegalidad, puesto que la Ley de Aguas nacional, y en Cantabria la Ley de Saneamiento que el PP aprobó en 2002, exige repercutir el coste del saneamiento a los usuarios del agua".

Por último, la Consejería gestionada por José Ortega afirma que "con este tipo de propuestas, se evidencia que el señor Diego no tiene esperanzas de alcanzar la Presidencia de Cantabria, y por lo tanto de llegar a cumplirlas", añadiendo que "hasta la fecha no se ha planteado por parte del PP ninguna actuación que se separe de la demagogia, la crítica obsesiva al Gobierno, y los planteamientos cimentados en la irresponsabilidad política y la falta de respeto a una Ley que el mismo PP creó en 2002".

Comentarios