La problemática del agua en los estatutos de autonomía, portada de El País

0
236
236

Tremendo despliegue el que realiza hoy El País, en torno al encaje constitucional de los artículos relativos a la planificación hidrológica incluidos en los nuevos estatutos de Aragón, Comunidad Valenciana, Castilla La-Mancha, Andalucía y Cataluña.

Anabel Díez nos cuenta que Zapatero busca un pacto global sobre política hidrológica con todos los presidentes regionales.

El Gobierno de la nación, y la propia ejecutiva federal del PSOE, consideran inaceptables algunos de los postulados de los Estatutos de autonomía en tramitación en materia de agua y además quieren evitar la fractura que se podría producir entre sus propias filas por las diferentes posiciones que se mantienen en cada comunidad. Un problema este último que no es ni mucho menos ajeno al Partido Popular, que defiende el trasvase del Ebro y el Tajo-Segura en la Comunidad Valenciana y Murcia mientras pacta Estatutos que los impiden en Castilla La-Mancha y Aragón, tal y como se explica aquí.

Los socialistas trabajan en dos líneas: la elaboración de cambios legales que den participación en los órganos reguladores del agua a las comunidades autónomas, junto a los ajustes necesarios para dar cabida a lo que aprueben las comunidades autónomas en sus Estatutos. Las modificaciones legales, en las que trabaja la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, dejarán claro que "la ordenación general del ciclo hidráulico corresponde al Estado".

Tenemos tambien las opiniones de las comunidades implicadas:

Por otro lado, Rafael Méndez nos habla de que El nacionalismo del agua se impone en las autonomías.

En el artículo se analizan fundamentalmente los casos de los trasvases intracomunitarios, que no despiertan prácticamente oposición, contraponiendolos a los trasvases entre diferentes comunidades autónomas y la discordia social y política que despiertan.

Anotaciones relacionadas:

Comentarios