Bruselas sólo autorizará ayudas agrícolas por sequía a los países que recuperen los costes del agua

0
3
3

La Comisión Europea sólo autorizará ayudas públicas nacionales para paliar los efectos de la sequía en la agricultura en aquellos países que recuperen en su totalidad los costes del uso del agua, tal y como exige la legislación comunitaria. Este requisito se incluye en las nuevas directrices sobre subvenciones estatales al sector agrícola para el periodo 2007-2013, que fueron aprobadas hoy por el Ejecutivo comunitario.

La nueva normativa permite las ayudas de Estado para indemnizar a los agricultores por las pérdidas ocasionadas por las malas condiciones meteorológicas, como heladas, lluvias y sequías, siempre que los daños supongan una reducción de más de un 30% de la producción normal. La subvención no podrá superar el 80% de las pérdidas, aunque el umbral se eleva hasta el 90% para el caso de las regiones más desfavorecidas.

Bruselas constata que la sequía "amenaza con convertirse en un factor cada vez más determinante para la producción agrícola en algunas regiones" de la UE, y por ello exige a los agricultores y a los Estados miembros que contribuyan "activamente" a la buena gestión del agua para atenuar sus efectos.

Para fomentar este tipo de comportamiento, las nuevas reglas establecen que a partir del 1 de enero de 2011 sólo se autorizará a dar ayudas para paliar los efectos de la sequía a aquellos Estados miembros que apliquen correctamente la directiva marco del agua y, más en concreto, las disposiciones que establecen que "los costes de los servicios vinculados a la utilización del agua en el sector de la agricultura se recuperen a través de una contribución adecuada por parte del propio sector".

El Ejecutivo comunitario pide además a los Estados miembros que animen a sus agricultures a suscribir pólizas de seguros frente a este tipo de riesgos meteorológicos. Por ello, desde el 1 de enero de 2010 la cuantía de la subvención se reducirá del 80% al 50% de las pérdidas para aquellos productores que no cuenten con un seguro que cubra al menos el 50% de su producción anual media.

Vía Europa Press.

Comentarios