Adrián Baltanás afirma que las desaladoras garantizarán las necesidades de los usuarios del trasvase Tajo-Segura

0
40
40


En un desayuno informativo con motivo del inicio de las obras de la desalinizadora de Torrevieja (Alicante) , el director de la Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas explicó que todas las plantas de la Cuenca del Segura generarán un volumen de agua análogo a la media trasvasada del Acueducto Tajo-Segura desde los año ochenta (300 hectómetros cúbicos al año).

No obstante, Baltanás matizó que esas desalinizadoras no supondrán en ningún momento una alternativa al trasvase, sino que serán complementarias al mismo, y garantizarán un volumen de agua fijo independientemente de que llueva.

La desalinizadora de Torrevieja, cuya primera piedra se colocará el próximo día 28, es la más grande de España, y producirá 80 hectómetros cúbicos de agua al año, 40 de los cuales se destinarán a abastecimiento humano y el otro 40 por ciento a regadíos.

No obstante, las instalaciones de captación y de vertido se han diseñado de tal forma que puede ampliarse la producción de la planta hasta 120 hectómetros cúbicos al año.

En el momento de su puesta en servicio en el verano-otoño del 2008, el coste del agua será de 50 céntimos de euro por metro cúbico para abastecimiento, mientras que para riego será de 30 céntimos a pie de planta.

La desalinizadora tiene una vida prevista de 25 años, un periodo 'prudente' desde el punto de vista económico y sostenible, dijo Baltanás, quien incidió en que no tendrá ningún impacto ambiental ni afectará a las praderas de posidonia existentes en la zona donde se realizarán los vertidos de salmuera.

Además, aseguró que la planta ha tenido buena aceptación en la zona y subrayó que la relación de ACUAMED con el alcalde de Torrevieja son 'estupendas', ya que él es el primer interesado en tener garantizado el abastecimiento para los 100.000 habitantes de la localidad, por lo que achacó las críticas al momento preelectoral.

Respecto al segundo programa AGUA, dentro de la nueva planificación hidrológica que está estudiando el Ministerio de Medio Ambiente en consonancia con la directiva marco de la Unión Europea sobre el agua, Baltanás dijo que incluirá 'las desalinizadoras que hagan falta', pero 'no al servicio de un urbanismo no sostenible'.

Vía Terra.

Anotaciones relacionadas:

Comentarios