El Delta y la "crecidita" del Ebro

0
8
8

Narcís Prat

"... la crecidita del Ebro destapaba todos los tópicos que muestran que no hemos llegado al siglo XXI: el río está sucio; las cosechas, perdidas; los diques, rotos. Todo ello nos muestra que nuestro concepto de río sigue siendo el del río-peligro y no hemos entendido todavía que el río es algo más que un canal de desagüe. Y, para más vergüenza, la crecida que se ha producido este año tiene un periodo de recurrencia de unos pocos años, crecidas como esta eran habituales en el Ebro de principios del siglo XX cada 3-5 años. No es por tanto una crecida extraordinaria.

Si entendiéramos que el río es un sistema vivo, si realmente nos creyéramos lo que dice la directiva marco del agua, reconoceríamos en las llanuras aluviales inundadas del Ebro el seguro contra las inundaciones y valoraríamos su interés como sistemas naturales.

El objetivo de nuestras administraciones debería ser recuperar estas zonas como sistemas naturales y seguro frente a avenidas. Sin embargo, hemos oído todo lo contrario: se trata de protegernos del río, de dragarlo para que circule, para que no entre en las construcciones o actividades agrarias que hemos colocado en zonas inundables. Otra vez topamos con lo mismo: un modelo de gestión mas propio del siglo XIX que del XXI."

Sigue leyendo en El Periódico.

Actualización:

Victor Frago, de Ecologistas en Acción, tambien nos habla de Las escrituras del Ebro:

"El río Ebro consintió, hace unos miles de años, dejarnos en usufructo su llanura aluvial para el cultivo y la obtención de alimentos. Así que de vez en cuando, el río baja con sus escrituras debajo del brazo para recordarnos cuales son sus feudos y que dicha llanura, donde están las mejores tierras, fue generada por inundaciones del pasado que depositaron sus fértiles limos."

Comentarios