Leche Río. Un vertido que sale muy caro

0
191
191

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo ha condenado a 4 años de prisión al administrador único de Leche Río S.L., Jesús Lence Ferreiro, como autor de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente por un vertido al río Tordea, según fuentes judiciales que menciona la agencia EFE.


La sentencia también inhabilita al empresario durante tres años para ejercer como administrador mercantil y tendrá que hacer frente a una multa de 24 meses a razón de 300 euros diarios y una indemnización de 24.000 euros.

Lence Ferreiro fue juzgado el pasado 17 de marzo como máximo responsable de un vertido que ocasionó la muerte de cerca de tres mil ejemplares especies piscícolas (1.526 truchas, 1.471 bogas y 3 anguilas) en el río Tórdea.

Los hechos por los que ahora resultó condenado se remontan al primer día de septiembre de 1999 cuando agentes de la delegación provincial de Medio Ambiente y, al día siguiente, miembros del servicio de protección a la naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, constataron una gran mortandad de fauna piscícola y turbidez en las aguas del río Tórdea.

Los agentes describieron en el informe y ratificaron luego en el juicio que los vertidos que procedían de la factoría llegaron al Rego dos Troios que desemboca en el río que apareció contaminado.

En los informes periciales se constató que en las muestras recogidas en puntos diferentes que el oxígeno de la zona afectada por el vertido era «incompatible» con la vida de los peces y que el resto de los parámetros controlados «alteró gravemente» la calidad del ecosistema acuático.

El ahora condenado, que ha anunciado recurrirá al Tribunal Supremo, había manifestado en la vista oral que en su empresa se cumplen los parámetros establecidos en la concesión para depurar vertidos y atribuyó al alteración detectada por el Seprona y Medio Ambiente a una gran tromba de agua que cortó el suministro eléctrico de la factoría en dos ocasiones.

Comentarios