Golf ecológico

0
31
31

Si la pasada semana comentabamos los avances del proyecto GOLFTURF que demuestran la viabilidad del uso del césped artificial como alternativa al césped natural en los campos de golf, hoy nos encontramos directamente con un campo de golf sin césped.

Se trata de la instalación de Quijorna, en Madrid, y lo cuenta Silvia Blanco, en El País:

Ni rastro de césped. Aquí crece de forma natural la grama, verde en invierno y amarillenta ahora en verano. No se riega, no se abona, no se fumiga. Éste es un campo de golf natural. Y junto a cada banderita, todo lo que hay es arena y esforzados jugadores tratando de controlar la bola. "Hacer un par aquí se cotiza alto", comenta Paco López, director e impulsor, hace seis años, de Quijorna golf, a unos 40 kilómetros al suroeste de Madrid. Dejó la docencia de educación física para dedicarse al deporte que más le gusta y crear un campo sostenible con escuela de golf. "Hay que desterrar la idea de que éste es un deporte de élite que derrocha agua. Es cierto que el golf se ha utilizado como reclamo turístico para construir casas y destrozar el litoral. Pero también es una herramienta educativa y de interés social, que puede ser ecológico. Para jugar al golf no hace falta un campo de césped impecable. Es como decir que para alojarse en un hotel éste sólo puede ser de cinco estrellas", argumenta.

En Quijorna el consumo de agua para riego es cero. Hasta ahora. El plan para dentro de dos años es plantar hierba "en lugares estratégicos", indica Paco López: el green (el área que rodea al hoyo) y el antegreen. "Aquí hay una filosofía de desarrollo sostenible. Tenemos 300 abonados, pero éste es un campo duro, difícil para alguien acostumbrado a uno verde y es complicado controlar el bote, porque se respeta la orografía y la vegetación autóctona. Si queremos ser una alternativa realista a los campos de césped, tenemos que incluir hierba sólo en esas zonas, una mezcla de grama y cespitosa, abonada con enmienda natural". Con todo, asegura López, "reducimos el consumo de agua un 80% respecto a un campo de 18 hoyos, donde se riegan unos 300.000 metros cuadrados. Nosotros regaríamos sólo 50.000".

Algo se mueve en torno al uso del agua en los campos de golf...

Comentarios