La Comisión Europea archiva el procedimiento sancionador por la contaminación de la ría de Vigo

0
91
91

La Comisión Europea cerró ayer el expediente que seguía contra España por la contaminación de las aguas de la Ría de Vigo destinadas al cultivo de moluscos, por lo que finalmente no pedirá al Tribunal de Justicia de la UE (TUE) que le imponga una multa por este motivo.

Bruselas clausuró el expediente de acuerdo con el programa de reducción de la contaminación presentado por España, que identifica "todos los tipos de vertidos y las fuentes de contaminación" y contempla parámetros para hacer un seguimiento de que esto ocurre efectivamente. "España ha adoptado el programa y por lo tanto el caso se cierra", según explicaron fuentes comunitarias a Europa Press.

El plan integral de saneamiento de las aguas de la Ría de Vigo cuenta con un presupuesto mínimo de 209 millones de euros, a los que hay que sumar otros 150 millones de euros adicionales destinados a la licitación y adjudicación de 20 depuradoras para el saneamiento del resto de las rías gallegas.

lagares.jpg

Tal y como explicó la semana pasada en Bruselas el consejero gallego de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, de los 209 millones de euros, 12 millones se destinarán a la reducción de las descargas microbiológicas en las Ría de Vigo y los 197 millones restantes financiarán la mejora de la calidad de las aguas. El presupuesto de la depuradora para la Ría de Vigo podría ascender finalmente a 180 millones de euros, 80 más de los previsto inicialmente hace dos años.

No obstante, las fuentes precisaron que el cierre de este expediente no quiere decir que "la Comisión considere que el problema de la contaminación de la Ría de Vigo está resuelto, para nada".

Explicaron que la decisión de hoy se ciñe únicamente a la ejecución de la sentencia sobre las aguas dedicadas al cultivo de marisco mientras que existe otra causa que agrupa a 200 aglomeraciones españolas de agua por contaminación de las aguas, también las de la Ría de Vigo y sobre la que la Comisión Europea sigue un procedimiento de infracción separado.

Este segundo procedimiento aún se encuentra en una fase inicial. En concreto, Bruselas está a la espera de recibir la primera reacción de las autoridades españolas después de que se les enviase una carta de emplazamiento, que es el primero de los tres pasos de un procedimiento de infracción.

"Otra cosa es la ejecución de ese programa, que comprende todas las medidas en las que el elemento fundamental es el tratamiento de todas las aguas residuales que están vertiendo en la Ría de Vigo" y no solo aquellas donde se cultivan moluscos, precisaron las fuentes.

Para el tratamiento de las aguas residuales España también ha presentado un programa que prevé una serie de acciones sus correspondientes inversiones, aunque las fuentes que añadieron que "desde luego no se está ejecutando", algo que "se está verificando por parte de la Comisión".

Relacionados:

Comentarios