Atlas y plan de conservación de los peces continentales autóctonos de Andalucía

0
1.098
1098

La Consejería de Medio Ambiente y la Universidad de Córdoba elaborarán un informe que servirá de base para el primer atlas de los peces continentales autóctonos de Andalucía y diseñarán un plan de conservación de estas especies. Estas actuaciones son fruto del convenio que ambas instituciones han suscrito para cartografiar la ictiofauna continental andaluza realizando un diagnóstico del estado de conservación de las especies autóctonas, un total de 20 en Andalucía, y un inventario de los tramos fluviales más importantes como hábitat. Una vez finalizado el estudio, se propondrán medidas de gestión que aseguren la conservación a largo plazo de esas especies.

logo_uco.jpg

La ejecución del proyecto, con un presupuesto de 230.000 euros, está distribuida en varias fases, la primera de ellas consiste en cartografiar la ictiofauna continental andaluza en los tramos fluviales no sujetos a las mareas. A continuación, se determinará la distribución y evolución de las especies autóctonas y de las invasoras, realizando un diagnóstico del estado de conservación de las primeras y proponiendo una serie de medidas que ayuden a erradicar o a frenar la expansión de estas últimas.

Después, se procederá a caracterizar y cartografiar los tramos fluviales más importantes para la conservación de estos ejemplares, proponiendo una plan de restauración de aquellas zonas que lo necesiten. Una vez recopilada la información sobre el estado de los peces continentales, se revisará la documentación oficial (Libro Rojo de los vertebrados Amenazados de Andalucía, Orden anual de Pesca, etc) y, en caso necesario, se modificará adecuándola a los nuevos datos obtenidos. Por último, desde la Administración andaluza se llevará a cabo un programa de sensibilización pública sobre este grupo zoológico y se elaborará el futuro atlas de los peces continentales de Andalucía.

Los peces constituyen uno de los componentes más importantes y visibles del medio acuático, por lo que sufren las presiones de éste de forma más directa y en mayor grado. Las principales consecuencias de estas agresiones son una disminución progresiva del número de poblaciones de las distintas especies y un aislamiento de las supervivientes.

Del total de 20 especies autóctonas andaluzas, cinco de ellas se encuentran en peligro crítico de extinción según las categorías de amenaza de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN): el esturión, la bogardilla, el fartet, el salinete y el fraile. Otras cinco más están catalogadas como especies en peligro: la lamprea marina, el sábalo, la saboga, la trucha común y el jarabugo; siete son vulnerables a la extinción: el barbo comizo, el barbo cabecicorto, la boga, la colmilleja, el cacho, el calandino y la pardilla; y dos tienen un riesgo menor: la anguila y el barbo común. Por último, una de estas especies, el espinoso, se encuentra extinguida en Andalucía y en peligro de extinción en el resto de España.

Los problemas de conservación de las comunidades de peces autóctonos de Andalucía son consecuencia de una serie de factores que afectan a todo el medio acuático andaluz, entre ellos la contaminación y la toxificación, por vertidos directos o a través del agua de escorrentía; extracciones de agua, directas o de derivaciones y trasvases; las alteraciones del cauce, por construcción de embalses o por obras hidráulicas menores; extracción de áridos; colmatación de la cuenca por la deforestación; pérdida de vegetación de ribera, etc.

Relacionados:

Un tercio de los peces agua dulce de Europa están amenazados, según IUCN.

Comentarios