Nacen las Confederaciones Hidrográficas del Miño-Sil y del Cantábrico

0
2.531
2531

El Consejo de Ministros aprobó ayer un Real Decreto por el que se modifica la Confederación Hidrográfica del Norte y se divide en la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil y en la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

La Confederación Hidrográfica del Norte abarcaba dos grandes grupos de cuencas, el Miño y el Limia, vertientes al Atlántico, y las cuencas de la vertiente cantábrica. A este respecto, el Senado, por unanimidad de sus grupos políticos, acordó el 5 de abril de 2005 instar al Gobierno para que adoptara las medidas necesarias para crear un organismo de cuenca propio para los ríos Miño y Limia. Asimismo, el Real Decreto de 2 de febrero de 2007, por el que se fija el ámbito territorial de las demarcaciones hidrográficas, definió dos Demarcaciones Hidrográficas en el ámbito territorial de la actual Confederación Hidrográfica del Norte.

belesar.jpg

Embalse de Belesar en el Río Miño (Foto de Freecat en Flickr)

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil y la Confederación Hidrográfica del Cantábrico ejercerán, respectivamente, las funciones atribuidas a la Confederación Hidrográfica del Norte en el ámbito territorial de la parte española de la Demarcación Hidrográfica del Miño-Sil y de la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico, a la que se refiere el citado Real Decreto de 2 de febrero de 2007.

Las Confederaciones Hidrográficas del Miño-Sil y del Cantábrico sucederán a título universal a la Confederación Hidrográfica del Norte en los bienes, derechos y obligaciones de ésta, en lo que se refiere a sus respectivos ámbitos territoriales. Además, los bienes de dominio público que tenga afectados o adscritos la actual Confederación Hidrográfica del Norte quedarán respectivamente afectados o adscritos a las Confederaciones Hidrográficas del Miño-Sil o del Cantábrico.

Mientras no se lleve a cabo el nombramiento de los presidentes de las nuevas Confederaciones Hidrográficas, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Norte ejercerá sus funciones en su ámbito territorial respectivo.

Estructura

El Real Decreto contempla la creación de la Comisaría de Aguas y la Dirección Técnica de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, con nivel de Subdirección General. Por su parte, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico mantendrá la estructura orgánica, órganos de gobierno, administración y cooperación y las funciones de la actual Confederación Hidrográfica del Norte, con las adaptaciones que resulten necesarias derivadas de su nuevo ámbito territorial.

La Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil estará integrada por:

  • Comunidades Autónomas: seis representantes de Galicia, dos representantes de Castilla y León y un representante de Asturias.
  • Usuarios: tres representantes de abastecimiento a poblaciones, tres representantes de regadíos, tres representantes de usos energéticos y un representante de otros usos.

La Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico estará, por su parte, integrada por:

  • Comunidades Autónomas: cuatro representantes de Asturias, tres representantes de Cantabria, dos representantes del País Vasco, un representante de Galicia, un representante de Navarra y un representante de Castilla y León.
  • Usuarios: cuatro representantes de abastecimiento a las poblaciones, un representante de regadíos, cuatro representantes de usos energéticos y tres representantes de otros usos.

Financiación

Los costes derivados de la aplicación de lo dispuesto en este Real Decreto se imputarán al presupuesto de la Confederación Hidrográfica del Norte y, en su caso, al presupuesto del Ministerio de Medio Ambiente, sin que dicha aplicación pueda suponer incremento del gasto público.

Transitoriamente, durante el año 2008, al presupuesto vigente de la Confederación Hidrográfica del Norte se aplicarán los ingresos y se imputarán los gastos que correspondan tanto a las dos nuevas Confederaciones.

Por último, el Real Decreto señala que, hasta la constitución de los Consejos del Agua de la parte española de las demarcaciones Miño-Sil y Cantábrico, el actual Consejo del Agua de las Confederación Hidrográfica del Norte ejercerá sus funciones, con la participación para cada Confederación de los vocales del Organismo de Cuenca, las Comunidades Autónomas y los usuarios pertenecientes al ámbito territorial.

Relacionados:

Comentarios