Entrevista a Jean-Louis Blanc, director de Suez-Lyonnaise des Eaux e impulsor del trasvase del Ródano

0
69
69

Jean-Louis Blanc, ex presidente de la compañía de abastecimiento de la región del Bajo Ródano y del Languedoc (BRL), fue uno de los impulsores del frustrado proyecto del trasvase del Ródano a Barcelona en el 2002. Blanc dirige en la actualidad la compañía Suez-Lyonnaise des Eaux y sigue creyendo que ésta es la mejor opción para resolver los resolver los déficits de agua en el área metropolitana de Barcelona.

Antonio Cerrillo lo entrevista en La Vanguardia.

¿Cuál cree que es la mejor solución para resolver los déficits de agua en Barcelona?

Si comparamos la opción del trasvase del Ródano con las otras soluciones, vemos que esta es la más barata.

¿Cuál sería el coste?

El agua del Ródano costaría unos 40 céntimos de euro el m3;pero son precios del estudio del año 2002, que habría que actualizar. Hay que tener en cuenta por ejemplo que ha aumentado el precio de la energía.

¿Es más barato hacer el acueducto del Ródano que desalinizar agua del mar?

El trasvase del Ródano sería una solución estructural, y permitiría aportar toda el agua que Barcelona y su área metropolitana necesitan. Es una solución más barata, porque las demás son soluciones parciales y no resuelven los problemas estructurales.

La desalinización también es una solución estructural.

Pero en el futuro el coste de la desalinización crecerá mucho a causa del precio de la energía porque consume mucha energía con relación al trasvase. Cuanto más suba el coste de la energía, mayor será la brecha entre el coste de la desalinización y el del trasvase.

El trasvase del Ródano también consumiría energía...

Se necesitaría electricidad para bombear el agua en Francia, en donde la electricidad es mucho más barata que en España. En cambio, en el tramo español no necesitaría ningún bombeo porque desde el Pertús, en el Pirineo, el agua llegaría rodada hasta Cardedeu. Para obtener la misma cantidad de agua, el coste del consumo de energía eléctrica por la desalinización será cuatro veces superior al de los bombeos que se precisan para impulsar el agua en el canal.

¿Ha pedido el Gobierno español a París estudiar tal opción?

No lo sé.

¿Y por qué fracasó en su día?

El problema es que se necesita el apoyo de cinco administraciones diferentes: de la región que cede el agua, de Catalunya, del área de Barcelona, y de los dos estados. Se necesita una serie de acuerdos que hasta el momento no se han producido.

¿Qué dijo el Gobierno español en aquel momento?

No presentaron la petición.

CiU apoya el proyecto, pero el Gobierno catalán no.

Es cierto que esta opción no se abrirá camino hasta que todas las partes estén de acuerdo. Pero es un proyecto que puede recoger muy bien el espíritu de construcción europea.

Pero la UE aboga por una planificación basada en la unida de cuencas, sin trasvases.

En los países mediterráneos, los trasvases entre cuencas son normales e incluso indispensables, porque la lluvia es irregular y las grandes ciudades los necesitan. En el siglo I antes de Jesucristo, Roma ya tenía once acueductos. En el Mediterráneo, dado el crecimiento urbano y demográfico, habrá cada vez más trasvases; es inevitable. Cuando no sea posible, porque se hace desde muy lejos o es muy caro, la desalinización es una buena opción. Pero primero debe ser el trasvase. Los países de Oriente Medio están construyendo grandes fábricas de agua desalinizada. Es normal; carecen de agua para transferir; pero cuando hay agua y es transferible, la primera idea y la más simple, es un trasvase.

Si España pidiera el trasvase, ¿podría ser rechazada por los agricultores franceses?

Este trasvase no sería para usos agrícolas, sino para abastecimiento urbano. Además, las ciudades del sur de Francia también se podrían beneficiar; ampliaría su garantía de suministro.

Pero es de prever que se opondrán los ecologistas por su impacto en el delta del Ródano.

El caudal del Ródano en su desembocadura es de 1.700 metros cúbicos por segundo, mientras que el trasvase hacia Barcelona sería de 6 o 10 metros cúbicos por segundo. Es decir, un 0,5% de su caudal. Los humedales del delta están muy controlados, y, además, en todo el recorrido del acueducto, se podrían dejar de explotar las reservas subterráneas y quitar presión a los ríos. El Ródano podría aliviar al Ter y otros ríos sobreexplotados.

Comentarios