La UPV desarrolla un georadar para localizar fugas de agua

0
611
611

La Universidad Politécnica de Valencia está desarrollando el primer estudio en España que plantea el uso del georadar para la localización puntual de fugas de agua.

Durante los últimos tres años, el grupo un grupo de expertos del Centro Multidisciplinar de Modelación de Fluidos (CMMF) de la UPV, en el marco de SIBA -proyecto financiado por el Ministerio de Educación y Ciencia, la Generalitat y con fondos FEDER- ha realizado más de 200 ensayos de laboratorio y diferentes medidas en puntos de varias poblaciones valencianas, "con resultados satisfactorios".

Según el director del CMMF y coordinador del proyecto, Rafael Pérez:

"El problema principal se da en tuberías de plástico, que son las más utilizadas. En este caso, los métodos tradicionales no son adecuados, ya que se pierde mucha intensidad sonora y es más complicado detectar esas fugas.

Con el georadar se podría eliminar este inconveniente, haciendo más fácil así la localización y detección de las fugas y, por tanto, contribuyendo de una manera eficaz a paliar la pérdida de agua derivada del mal estado de la red de distribución".

El georadar se basa en la emisión, propagación y recepción de ondas electromagnéticas de alta frecuencia , que sirven para realizar la ´inspección´ del subsuelo. En el caso de detección de fugas, la antena del georadar se puede desplazar para obtener imágenes del subsuelo en la vertical de su desplazamiento y también combinar estas imágenes para recrear una visualización tres dimensiones.

El análisis de estas imágenes y otras técnicas complementarias "permitirían comprobar la existencia de posibles anomalías en el subsuelo y saber si se trata o no de una fuga". Junto al coordinador del proyecto, Rafael Pérez, el equipo de trabajo lo completan además los investigadores del CMMF Mario Tavera, Joaquín Izquierdo y Manuel Herrera

Comentarios