“Si nos preocupa la independencia energética, ¿por qué no pensamos también en la independencia hídrica?

0
6
6

Nicolas Renard, director de Corporaciones Públicas de Veolia Eau hizo esta reflexión durante la Semana Temática sobre Servicios de Abastecimiento y Saneamiento celebrada en la Expo estos últimos días.

Durante las sesiones dedicadas a la reutilización se puso el ejemplo de la ciudad de Windhoek, la capital de Namibia, uno de los países africanos más áridos. El río perenne más cercano a esta población se encuentra a 600 kilómetros, así que hace ya 40 años el gobierno instaló una planta de reciclaje de agua que abastece 21.000 metros cúbicos de agua potable cada día. El proceso de reciclaje incluye 10 filtros diferentes, lo que hace que el agua cumpla los estándares de calidad exigidos por la Organización Mundial de la Salud. Sin esta técnica faltaría el 35% del agua que la ciudad necesita para la industria y el consumo humano.

Australia sufre ya ocho años de sequía, lo que ha obligado a las autoridades a incrementar la reutilización del agua que consumida en el país. En Adelaida, con más de un millón de habitantes, recargan el acuífero que les abastece con 45.000 metros cúbicos de agua reciclada cada día. Una de las ventajas que encuentran en este sistema es que el agua no se evapora, otra, que al proceso de reciclaje se une la regeneración que los acuíferos proporcionan al recurso hídrico. El caso de Honolulu (Hawaii) tiene su origen en la imposición del gobierno de Estados Unidos de conservar la calidad del agua de baño, así que ahora, los 40.000 metros cúbicos de agua que se reciclan no se vierten directamente al mar, sino que se utilizan para alimentar una central eléctrica y regar zonas verdes.

Para reciclar el agua se crea un pequeño ciclo, similar al natural, y de la calidad del resultado se podrá destinar el agua a unos usos u otros. Como afirma Nicolas Renard todavía existe una resistencia, sicológica por parte de los gobiernos que no confían en la implantación de esta técnica, y económica por parte de los usuarios que, al pagar un infracoste por el agua potable, ven en el agua reciclada un recurso menos rentable.

El reciclaje del agua en Madrid, un reto frente al crecimiento

La Comunidad de Madrid dispondrá en el año 2010 de 30 plantas de tratamiento terciario del agua y de varias redes de distribución del agua reciclada. Su objetivo es regenerar y distribuir 40 hectómetros cúbicos al año. El Canal de Isabel II ha invertido 200 millones de euros pero se encuentra con la resistencia de los usuarios que dispondrían de agua de menor calidad. En realidad, existen usos que permiten esta calidad inferior del agua, uno de ellos son los campos de golf.

Adrián Martín, director general de Innovación e Ingeniería del Canal de Isabel II, reconoce que de los 29 campos que existen en la Comunidad de Madrid, sólo 3 riegan con agua regenerada, el resto lo hacen con el agua que obtienen de pozos subterráneos. La agricultura, que requiere el 20% del agua utilizada en la Comunidad de Madrid, también dispondrá del agua reciclada. Estos sectores pueden contemplar esta técnica de manera interesada, porque con su utilización siempre dispondrán de agua, incluso en épocas de restricción por sequía., más del 10% del agua que se consuma en Madrid se regenerará para su uso.

Comentarios