El día de España en la Semana Temática de Economía y Finanzas del Agua

0
482
482

Después de tres jornadas en las que hemos podido conocer la situación en cuanto a los intercambios de agua en diversos países a lo largo del mundo, como Australia, Estados Unidos, Chile o Israel, este jueves llegaba el turno de la experiencia española.

El equipo de la Semana Temática nos tenía preparado un plantel de auténticos “galácticos” que, con la moderación de Alberto Garrido, nos han ofrecido aproximaciones a los instrumentos de mercado desde el punto de vista económico, jurídico y ambiental.

Escasez y sequía en España. Nuevos retos de la DMA

Antonio Serrano y Teodoro Estrela abrían la jornada dibujando rigurosamente el panorama del uso y la planificación del agua en España.

Antonio Serrano, catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia, advirtió de que es necesario invertir las tendencias en los consumos de agua, ya que de otro modo el futuro será problemático. Además, nos señaló cuales pueden ser los puntos más conflictivos dentro de la península.

El Subdirector de Planificación y Uso Sostenible del Agua. Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Teodoro Estrela, nos explicó como trabajan desde su departamento ante las situaciones de sequía.

Los últimos años han supuesto el paso de una gestión que se basaba en las respuestas ante las emergencias a una actitud previsora, que trata de incluir los riesgos en toda la planificación sobre el agua.

Por su parte, Abel Lacalle hizo hincapié en que la Directiva Marco del Agua propone un cambio de valores que sitúa en la cabeza de las prioridades a la protección de los ecosistemas. Para Lacalle, es fundamental la transparencia en la información y mejorar un sistema de concesiones "anclado en el siglo XIX" que no permite alcanzar los objetivos de calidad de la DMA.

Francisco Cubillo, subdirector I+D+I. Canal de Isabel II, explicó que los mercados de agua son una muy buena herramienta de ayuda a la gestión del agua en un territorio o Demarcación Hidrográfica. Bien empleadas, las posibilidades que presentan, pueden contribuir a lograr una verdadera gestión integral de los recursos. Por tanto, deberían ser considerados en todos los planes de cuenca entre las opciones y medidas a emplear para conseguir el cumplimiento de los objetivos fijados por la Directiva Marco y los particulares de cada Plan. Cubillo concluyó proponiendo que las sequías se planifiquen "desde el sosiego".

Marco institucional y legal. Retos de la gestión del riesgo

Con el catedrático de derecho Antonio Embid, descubrimos que los mercados de derechos de uso de agua aparecen a finales de la década de los noventa en España como una nueva forma de reasignación de recursos hídricos. Los mecanismos tradicionales no eran operativos para lograr una reasignación de los usos del agua que las situaciones de escasez hacen cada vez más necesaria.

Almudena Gómez Ramos, profesora de la Universidad de Valladolid, analizó el potencial del contrato de opción como mecanismo de asignación de agua y riesgo en contextos de incertidumbre en la disponibilidad de recursos.

Estos instrumentos permiten internalizar el riesgo en la propia gestión del agua, proporcionando medios que permiten repartirlo ventajosamente entre las partes. Asimismo, añaden garantía al suministro.

Evaluación de las transacciones de derechos efectuadas en España

El Subdirector General del Dominio Público Hidráulico, Jesús Yagüe hizo un balance de las operaciones realizadas entre los regantes de Estremera y el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura y las producidas en el ámbito de los regantes del Negratín, en la cuenca del Guadalquivir y usuarios de Almanzora, en la Cuenca Mediterránea Andaluza.

Entre 2005 y 2007 se han producido 25 transacciones, con un precio por metro cúbico en torno a los 20 céntimos de euro.

Por otro lado, se ha creado centros de intercambio de derechos en las cuencas del Guadiana, Júcar y Segura, que han funcionado principalmente con fines medioambientales, como la recuperación de acuíferos o de especies amenazadas.

Para Ricardo Segura, del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, estas experiencias han sido en general positivas, pero no se puede pensar en ellas como la “panacea” para los problemas del agua en España. Uno de los problemas en su opinión, es que es un instrumento limitado geográficamente por las pocas infraestructuras disponibles.

El profesor Pedro Arrojo cree que España ha iniciado este camino con valentía en los últimos años, aunque también empujada por la necesidad.

Para Arrojo, los instrumentos de mercado deben estar siempre ”al servicio de la planificación hidrológica" y deben servir para “flexibilizar un sistema concesional que no está preparado para afrontar la escasez”.

La administración debe garantizar los valores ambientales que dependen del buen estado del agua y evitar enriquecimientos injustos con un patrimonio público.

Por último, Javier Calatrava, de la Universidad de Cartagena, hizo también una valoración positiva de estas experiencias y destacó que las externalidades de las transacciones deben estudiarse a nivel estatal, y no solo en las cuencas cedente o receptora. Calatrava cree que hay que dar un nuevo empuje a los mercados, pero aclarando cuestiones como los caudales susceptibles de ser trasvasasdos, los cánones a aplicar y los efectos ambientales a evaluar.

Comentarios