El Gobierno de Castilla-La Mancha cree que "plantearse otro trasvase es un disparate"

0
43
43

El vicepresidente primero del Ejecutivo regional, Fernando Lamata, catalogó hoy de “disparatada” la posibilidad de construir un nuevo acueducto que conectaría el embalse cacereño de Valdecañas con el actual en La Roda (Albacete) para derivar agua desde el Tajo Medio a la cuenca del Segura.

Preguntado por la valoración del Gobierno regional ante este supuesto proyecto, Lamata comenzó señalando que “se trata de un comentario que parece haber surgido de los consejeros de Murcia y, por ello, tiene ese valor, el de un comentario”.

No obstante, reiteró la petición del Ejecutivo castellano-manchego de que Murcia “cambie de actitud, que cambie el chip y que vea que dar soluciones a largo plazo a la economía de Murcia es buscar alternativas estables y definitivas y, en este caso, la única que va a funcionar es la desalación”.

Por ello, añadió que desde Castilla-La Mancha “nunca les vamos a negar agua para beber, hoy mismo están bebiendo agua procedente de nuestra región, pero sí vamos a cuestionar el agua para desarrollos económicos”.

El también portavoz regional recordó a la región murciana que no puede contar con el agua del trasvase, de un coste inferior al de la desalación, “indefinidamente, porque el agua del trasvase se acaba, y por ello -reiteró- plantear un nuevo trasvase nos parece un disparate”. En este sentido, lamentó que el Tajo se encuentre “castigado y agotado, y lo que tiene que hacer ahora es recuperarse”.

Asimismo, Lamata afirmó que ”lo único positivo de esta iniciativa es que parece que están reconociendo que la cabecera del Tajo está agotada, se da a entender que asumen que ya no pueden sacar más agua y, por ello, quieren ver si la pueden sacar de otro lado”.

El vicepresidente primero se refirió también a iniciativas que lleva a cabo Castilla-La Mancha como el Plan Especial del Alto Guadiana (PEAG) “con el que pretendemos dar alternativas económicas con otros desarrollos que tengan menor consumo de agua, y eso mismo es lo que le pedimos a Murcia que haga”, indicó.

Por otro lado, Lamata reclamó de nuevo una respuesta clara de la presidenta del Partido Popular en la región, María Dolores de Cospedal, sobre la caducidad del trasvase Tajo-Segura en 2015, “y no que salgan por la tangente como suelen hacer desde su partido”.

En este sentido, señaló que tanto el PP de Murcia como el de Valencia “han sido los encargados de lanzar este globo sonda, en Castilla-La Mancha el Gobierno ha sido muy claro reiterando la caducidad del trasvase y negándose a un nuevo trasvase, y con esa misma claridad --pidió el vicepresidente primero-- querría escuchárselo decir a la señora Cospedal”.

Comentarios