La modernización de los regadíos de la Vega Baja permitirá ahorrar 1,9 hectómetros cúbicos

0
70
70

Las obras de modernización de regadíos de la Comunidad de Regantes de San Isidro y Realengo y el Juzgado Privativo de Aguas de Guardamar, a punto de finalizar, permitirán un ahorro en el consumo de agua calculado en 1,9 Hm3 al año, gracias a la modernización de 1.592 hectáreas. Ambos proyectos, con una inversión global de 13.562.158 euros, benefician a 1.100 regantes en los municipios de Guardamar, Albatera, San Isidro y Crevillente.

Las obras desarrolladas permitirán situar a la zona regable de la Vega Baja del Segura a la vanguardia de la modernización de regadíos en España, gracias a la implantación de un sistema de gestión de riego pionero y a la instalación de nuevas infraestructuras que permiten la reutilización de las aguas residuales procedentes de la E.D.A.R. para el regadío.

En el marco de un proyecto desarrollado por la Cátedra SEIASA de la Universidad Politécnica de Valencia, se ha procedido a la implantación de una herramienta de gestión denominada HuraGIS (Herramientas para el uso Racional del Agua con el apoyo de un Sistema de Información Geográfica - GIS). HuraGIS permite conocer de un manera precisa las necesidades hídricas de los cultivos para programar el riego, estableciendo el tiempo y el número de riegos a realizar en cada instante.

HuraGIS es capaz de determinar de dónde conviene tomar el agua: bien de la acequia, de la balsa de riego ó de la E.D.A.R. según las disponibilidades, y prever el funcionamiento de los grupos de bombeo con el fin de hacerlos funcionar de la manera más eficiente y en las horas de menor coste económico. Además, organiza los turnos de riego para que todos los usuarios tengan una garantía de presión suficiente en sus tomas.

Este nuevo centro de telecontrol es capaz de realizar un seguimiento constante de cómo se está llevando a cabo la gestión del riego y evalúa la eficiencia conseguida. En caso de no cumplirse los objetivos, es posible detectar los puntos débiles de dicha gestión programada y proponer escenarios alternativos para mejorar ésta.

Por otra parte, la reutilización de la aguas tratadas en la E.D.A.R. para el riego agrícola permitirá disminuir las necesidades de agua procedente del río Segura y, por tanto, del trasvase desde el Tajo. La dotación anual de aguas procedentes de la depuradora es de 1.351.472 m3, lo que supone casi el 40% de las necesidades totales de agua estimadas para la zona regable.

Las principales infraestructuras ejecutadas en el Juzgado Privativo de Guardamar del Segura han consistido en la construcción de una balsa de 39.000 metros cúbicos de capacidad, la instalación de una estación de filtrado, una estación de bombeo y una red de riego, así como la automatización de todas sus infraestructuras.

En la Comunidad de Regantes de San Isidro y Realengo se ha ejecutado la construcción de una tubería de conexión entre el canal del trasvase Tajo-Segura y la balsa de nueva construcción, con capacidad para 141.000 metros cúbicos de agua, una estación de filtrado y una red de riego completamente automatizada.

En el marco del Plan de Actuaciones de Modernización de Regadíos, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, a través de SEIASA de la Meseta Sur, acometerá obras en la Comunidad Valenciana por valor de 234 millones de euros en una superficie de 107.210 hectáreas correspondientes a 90.332 regantes.

SEIASA de la Meseta Sur comprende en su ámbito de actuación las zonas regables pertenecientes a Extremadura, Madrid, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana. El objeto de SEIASA de la Meseta Sur es la financiación de las obras de modernización y consolidación de los regadíos que se contemplen en su ámbito del Plan Nacional de Regadíos.

Comentarios