Jornada técnica sobre la gestión de la recarga de acuíferos

0
177
177

DINA-MAR es un proyecto de gestión hídrica en el marco del I+D+i financiado por el Grupo Tragsa cuyo principal objetivo es determinar qué zonas de España son susceptibles para la recarga artificial de acuíferos o Managed Aquifer Recharge (MAR) y su desarrollo.

La actividad investigadora realizada hasta la fecha ha arrojado bastante luz sobre la Gestión de la Recarga de Acuíferos, hasta el punto de propiciar una jornada en el contexto de la quinta fase del proyecto (divulgación y educación ambiental).

Enrique Fernández Escalante nos envía un resumen de los resultados de dicho evento:

La jornada fue celebrada el 30 de junio de 2008 para la presentación provisional de los resultados del proyecto de I+D+i dentro del hito de transferencia de tecnología. Contó con ocho ponentes del Grupo Tragsa y diez presentaciones, terminando con un debate con más participación de la prevista, que alargó en casi una hora la duración del evento.

De las presentaciones se considera oportuno recalcar:

La Gestión de la Recarga de Acuíferos (su acrónimo en inglés es MAR) está cobrando una creciente popularidad a nivel internacional y en los últimos años ha adquirido una fuerte componente en innovación, en gran parte debido a la introducción de nuevas tecnologías y de las Mejores Técnicas disponibles (MTDs).

En España el marco jurídico y técnico es idóneo para integrar más dispositivos de MAR en los esquemas de gestión hídrica integral. Aproximadamente el 15 % de España peninsular e islas Baleares es adecuado para esta técnica, con aguas de origen fluvial y teniendo en cuenta premisas de planificación ambiental, establecimiento seis grupos de criterios ambientales básicos: Fuentes de contaminación, riesgos, condicionantes, demandas, tendencias y ventajas.

La gestión adecuada de los nuevos dispositivos debe ir acompañada de la necesidad de aplicar técnicas de Tratamiento de Suelo y Acuífero para la mejora de la efectividad del proceso y de los dispositivos ya existentes.

En el ámbito forestal, según experiencias desarrolladas en el ámbito de la comunidad valenciana, cabe destacar que la infiltración en cabecera de las cuencas se ve realzada en zonas con presencia de vegetación frente a zonas yermas, a pesar del consumo de agua por parte de la biomasa. “El agua llama al agua” también en los acuíferos bajo masas forestales.

La salvaguarda de los caudales ambientales en los ríos de toma requiere estudios individualizados, con el alto grado de peligro que entraña generalizar.

Los esquemas MAR en la hidrogeología urbana son apropiados aplicando Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible (SUDS), si bien resulta insuficiente, y se deben dirigir nuevos esfuerzos hacia la gestión integral del agua en la edificación (GIAE) para incrementar la recarga artificial bajo grandes superficies asfaltadas.

El debate fue más largo de lo previsto y salieron temas de gran calado:

  • Se mencionó la importancia de los equipos pluridisciplinares en los proyectos de I+D+i.
  • Se mencionó la necesidad a abundar más en las metodologías para la determinación de caudales ecológicos, hasta el punto de generar un producto comercializable con resultados contrastados.
  • Hubo cierto acuerdo en que no es posible controlar las condiciones climáticas extremas, como la gota fría mediante esquemas MAR. Una alternativa propuesta se basa en que la gestión de este tipo de fenómenos debe ir enfocada a la actuación en toda la cuenca, desde la cabecera hasta el mar. Las condiciones climáticas tan peculiares de España obligan a crear esquemas propios, ya que hay pocos escenarios análogos en el mundo que sufran procesos similares.
  • En el aspecto agrario, algún interviniente señaló la necesidad de esquemas de gestión hídrica mejor repartidos por usos y con mención concreta a los costes de oportunidad, así como la necesidad de involucrar a las Comunidades de Regantes en la técnica MAR y en su implantación, especialmente a aquellas que riegan con aguas subterráneas, con menor control que las que emplean aguas superficiales.
  • Se destacó la importancia de mejorar los indicadores socioeconómicos y geopolíticos para implantar dispositivos MAR, no sólo los de carácter hidrogeológico.
  • Se explicó además lo paradójico que resulta que este tipo de actividades, que casi siempre representan una mejora cualitativa de las aguas, precisen una autorización de vertido.
  • Se recalca la importancia de la gestión hídrica integral, aplicando en cada zona la técnica más apropiada, bien sea mediante técnicas tradicionales o especiales.
  • Se menciona que la técnica MAR en algunos círculos en considerada “estructural”, más “elegante” que los embalses, pero que también requiere hormigón. Algunos asistentes opinaron que si fuera una técnica más cara o que requiriera más “hormigón” estaría más implantada, ya que las constructoras abogarían más por construir este tipo de dispositivos.
  • Se destaca la importancia de la divulgación en todos los frentes, incidiendo más donde menos se conoce la técnica MAR, para que la sociedad conozca mejor las bondades y desventajas de esta técnica, todavía “testimonial” en España. La sala estaba de acuerdo en que este cometido no es nada fácil.

En definitiva, fueron unas jornadas instructivas y amenas de las que cabe destacar el gran interés mostrado por todos los asistentes y el buen talante, que favoreció poder manifestar opiniones con relajación.

El programa de las jornadas se encuentra en http://www.dina-mar.es/

Comentarios