25.000 truchas para repoblar el coto de pesca de 'El Cenajo'

0
1.246
1246

Tramo del río Segura integrado en el coto de pesca

La Consejería de Agricultura y Agua murciana, a través de la Dirección General de Patrimonio Natural y Biodiversidad, soltará esta temporada unas 25.000 truchas arco-iris (Oncorhynchus mykiss) para repoblar el coto de pesca intensiva de salmónidos ‘El Cenajo’.

Según indicó el director general, Pablo Fernández, “el río Segura reúne excelentes condiciones para la práctica de la pesca deportiva, por lo que existe una gran demanda por parte de los aficionados a esta actividad y las diferentes sociedades y clubes”.

Para satisfacer esta demanda, la Comunidad Autónoma gestiona desde el año 1979 el mencionado coto, que se sitúa en un tramo de ocho kilómetros del curso del río Segura a su paso por el término municipal de Moratalla. Personal de la citada Dirección General se encarga del mantenimiento de los estanques de cría ubicados en la piscifactoría de ‘El Cenajo’, de la alimentación de las truchas, así como de mantener en condiciones de uso el espacio acotado. Para ello, se realizan desbroces manuales de matorral y cañas en aquellos puntos más frecuentados por los pescadores, para facilitar el acceso, y la recogida de residuos producidos durante la temporada de pesca, que abarca desde el 16 de octubre hasta el 31 de mayo.

El director general explicó que las repoblaciones de truchas que realiza periódicamente la Consejería, además de favorecer la práctica de la pesca deportiva, “contribuyen a disminuir la presión sobre las escasas poblaciones de especies autóctonas como el barbo gitano, la boga de río, el cacho y el gobio”.

Mejoras previstas

El responsable autonómico anunció la próxima ejecución de proyectos para el fomento de las infraestructuras de producción existentes, “se llevarán a cabo obras en la piscifactoría de El Cenajo, para la construcción de nuevos edificios destinados al almacenaje de productos sanitarios, materiales y herramientas, así como la adecuación de estanques para la cría de especies autóctonas, control de accesos y vallados periféricos”, concluyó Pablo Fernández.

Comentarios