Puxeu y González inauguran la depuradora de Arroyo Culebro, que dará servicio a 1,3 millones de madrileños

0
1.450
1450

El secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, ha puesto hoy en marcha la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de la Cuenca Baja de Arroyo Culebro que tratará las aguas residuales de una población de 1.350.000 habitantes equivalentes del sur de la Comunidad de Madrid. Tras el acto de inauguración, el secretario de Estado y el vicepresidente primero de la Comunidad de Madrid y presidente del Canal de Isabel II, Ignacio González, presidieron el acto de firma de la encomienda de gestión de la Confederación Hidrográfica del Tajo al Canal de Isabel II para la conservación y mantenimiento de la depuradora.

Las obras, incluidos los colectores, han supuesto una inversión superior a los 123 millones de euros, financiados por el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino con cargo al Fondo de Cohesión de la Unión Europea en un 85 por ciento. El 15 por ciento restante ha sido abonado por el Canal de Isabel II.

Con un caudal de diseño de 172.800 metros cúbicos al día, la nueva EDAR está dotada de las más altas tecnologías, destacando su avanzado sistema de tratamiento biológico que permite la reducción del 98 por ciento de materia orgánica, el 80 % de nitrógeno y el 80% de fósforo. La actuación se completa con la construcción de una red de emisarios de 19 kilómetros de longitud.

La EDAR que hoy ha entrado en servicio no es una actuación aislada. Se completa con otras dos instalaciones: la EDAR de la Gavia, inaugurada en junio de 2005, y EDAR Cuenca Media Alta del Arroyo Culebro, que empezó a funcionar en el año 2006. Con una inversión total de 257 millones de euros, incluidos los colectores, estas tres actuaciones permiten tratar las aguas residuales de más de 3,5 millones de habitantes equivalentes en el sur de Madrid.

Con un caudal de diseño de 172.800 metros cúbicos al día para una población de 950.000 habitantes equivalentes, la depuradora de la Gavia es una de las de mayor capacidad de Europa. La inversión de la instalación fue de 57 millones euros financiados por el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, el 85 por ciento con el auxilio del Fondo de Cohesión de la Unión Europea.

La EDAR de la Cuenca Media Alta de Arroyo Culebro cuenta con un caudal de 129.600 metros cúbicos al día para una población de 1.225.000 habitantes equivalentes. Su avanzado tratamiento biológico permite la reducción del 97 por ciento de la materia orgánica, el 75 por ciento del nitrógeno y el 85 por ciento del fósforo. La actuación, cuya inversión superó los 77 millones de euros, incluyó la construcción de tres colectores de casi 15 kilómetros de longitud, que recogen las aguas procedentes del sur de Leganés, Fuenlabrada, Humanes, Parla y del sector III de Getafe.

Los vertidos de aguas residuales que exceden la capacidad de tratamiento de esta EDAR, junto con las aguas residuales generadas en Pinto y Getafe, serán tratadas en la EDAR que hoy ha entrado en servicio.

Declaraciones de Ignacio González

Durante su intervención, el presidente del Canal de Isabel II, Ignacio González, destacó que con este proyecto el Gobierno regional “continúa con su tarea de afrontar las nuevas necesidades relacionadas con la depuración de las aguas residuales y garantizar el buen estado ecológico de nuestros ríos y ecosistemas fluviales”.

El vicepresidente hizo hincapié en “el gran reto” que nuestra región debe abordar en los próximos años respecto a las nuevas exigencias medioambientales, y también, “respecto al crecimiento de la población que se viene produciendo en Madrid y que, a buen seguro, continuará en el futuro próximo”.

Asimismo, explicó que prácticamente todo el territorio regional está declarado como “zona sensible”, lo que obliga a adecuar los sistemas y tratamientos de depuración. “Pero no sólo nos mueve nuestro compromiso y responsabilidad con la protección del medio ambiente, sino también la certeza de que el buen uso y tratamiento de un recurso tan imprescindible como el agua redunda en beneficio no sólo de los madrileños, sino de todos los españoles”, enfatizó.

También subrayó que la ubicación geográfica de la Comunidad de Madrid, en la cabecera de la cuenca del río Tajo, garantiza una fuente de agua de gran calidad que, una vez utilizada, se devuelve a los cauces de los ríos para que, a su vez, pueda ser utilizada de nuevo por aquellos que viven aguas abajo, en el curso del río Tajo.

“Tenemos una gran responsabilidad para con todos ellos, en consonancia, además, con las Directivas Europeas y la legislación nacional”, dijo González.

Plan Madrid dpura

En este sentido, y dando un paso más en el tratamiento de las aguas residuales, el Canal de Isabel II está ejecutando el plan Madrid dpura que, con una inversión cercana a los 700 millones de euros, pretende conseguir la reutilización de hasta 70 hectómetros cúbicos de agua en riegos de zonas verdes públicas, usos industriales y baldeo de calles.

Este Plan comprende construcción de 20 nuevas depuradoras, la ampliación de otras tantas y la creación de 94 kilómetros de colectores. Además, se están instalando sistemas de tratamiento terciario en 30 depuradoras. En total va a alcanzar a 50 grandes municipios de nuestra región y del que se van a beneficiar 2,5 millones de madrileños.

“Para ello –recordó el vicepresidente--, pondremos en marcha un total de 1.400 nuevos kilómetros de nuevas conducciones, es decir, un 10% de nuestra actual red de distribución de agua. Un Plan sin precedentes en nuestro país y en Europa, y cuyo objetivo último es el de destinar 100 Hectómetros cúbicos de agua depurada a estos fines, salvaguardando así su uso para el abastecimiento de la población”.

González también se refirió al ambicioso programa de mejora en el sistema de depuración para adaptarlo a las exigencias medioambientales que las normativas española y europea determinan, como consecuencia de la declaración como Zona Sensible de todo el territorio de la Comunidad de Madrid.

Hasta 2.700 millones para la mejora de depuradoras

“Vamos a invertir 2.700 millones de euros en la mejora de estas instalaciones depuradoras para eliminar los nutrientes, el fósforo y fundamentalmente el nitrógeno de nuestras aguas residuales”, precisó el vicepresidente madrileño, que implicó a todas las administraciones y también a los ciudadanos en “la responsabilidad de proteger el medio ambiente y de mejorarlo para no comprometer el bienestar de generaciones futuras”, porque, en su opinión “es y debe ser una responsabilidad compartida”.

Comentarios