El estuario del Oka no se encuentra en equilibrio

0
338
338

Marisma en la ría del Oka. Wikipedia

Una tesis de la UPV/EHU ha estudiado la evolución de los sedimentos en el estuario del Oka, en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. El objeto de la tesis doctoral presentada es describir y cuantificar los procesos sedimentarios en el estuario inferior del Oka de forma que se pueda de utilizar dicha información junto con otras herramientas, para la correcta gestión integrada de esta zona protegida.

El autor de la tesis es Manu Monge Ganuzas, que ha presentado su trabajo bajo el título "Evolución temporal de la dinámica sedimentaria en el estuario inferior del Oka (Reserva de la Biosfera de Urdaibai)": una herramienta para la gestión integrada de zonas costeras. Manu Monge es doctor en Ciencias Geológicas y ha realizado su tesis bajo la dirección de Alejandro Cearreta, del departamento de Estratigrafía y Paleontología de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV/EHU, y de Graham Evans, del Centro Nacional de Oceanografía (NOC) de Southamptom (Reino Unido).

Para hacer la tesis Monge ha realizado estancias en el Centro Nacional de Oceanografía de Southamptom, en la Universidad de Cantabria, en Puertos del Estado, en la Agencia Vasca del Agua, en la Diputación Foral de Bizkaia, en diversos departamentos del Gobierno Vasco (Calidad Ambiental, Meteorología, Biodiversidad…), en AGIRI y en la Fundación Azti-Tecnalia. Actualmente es técnico superior de medio ambiente en el Departamento de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Gobierno Vasco (Oficina Técnica de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai).

Estudio por épocas

Monge ha estudiado el estuario de Oka teniendo en cuenta tres escalas de tiempo, de forma que ha llevado a cabo el estudio de su evolución basándose en 8.500 años del Holoceno, en 50 años de la época reciente y en la situación actual del estuario.

Para evaluar la evolución de la época reciente se han utilizado fotografías aéreas de los diferentes ambientes del estuario inferior del Oka sacadas entre 1957 y 2005. Se han interpretado dichas fotografías mediante el uso de un sistema de información geográfica (GIS) de manera que ha sido posible visualizar las distintas situaciones de los sedimentos siguiendo una línea temporal. A la vista de los datos obtenidos, se puede afirmar que, actualmente, el estuario inferior del Oka no se encuentra en equilibrio y presenta una tendencia a perder paulatinamente su capacidad. Las operaciones de dragado/vertido han acelerado dicha pérdida de capacidad del estuario, y han desequilibrado aún más sus condiciones sedimentarias.

Finalmente, se ha estudiado la dinámica sedimentaria actual (procesos eólicos, la dinámica del complejo de desembocadura y la del estuario interno). Se han utilizado diversas técnicas como el análisis granulométrico, correntímetros electromagnéticos, sensores de presión de alta resolución, batimetrías y topografías, fotografías aéreas oblicuas, perfiladores de corriente Doppler, etc.

Teniendo en cuenta la gran importancia que el litoral, en general, y el estuario del Oka, en particular, presentan para la población vasca, es necesario plantearse la gestión integrada de esta zona costera. La tesis presentada por Monge establece una serie de criterios geológicos para la correcta gestión del estuario inferior del Oka, de forma que el equilibrio del sistema pueda ser más o menos estable. Algunos de esos criterios son, por ejemplo, la retirada de todos los obstáculos artificiales, la limitación de la extracción de arena del estuario o la no realización de operaciones de dragado.

Comentarios