La Junta de Andalucía cataloga más de mil puntos de interés entre las fuentes y manantiales en la comunidad

0
282
282

El proyecto de investigación y divulgación que lleva a cabo la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para catalogar e inventariar los manantiales de agua que existen en Andalucía cuenta en la actualidad con 1.136 puntos de interés catalogados. Este proyecto, cuya inversión asciende a más 200.000 euros, se desarrolla en el marco del convenio de colaboración entre la Agencia Andaluza del Agua y la Universidad de Granada.

De todos los puntos inventariados, 48 están catalogados con una valoración general muy alta. De ellos, 19 están localizados en la provincia de Granada y nueve en la de Jaén, mientras que el resto se distribuye entre los cinco de Málaga, cuatro de Almería, cuatro de Córdoba, tres de Huelva, dos de Cádiz y dos de Sevilla.

Atendiendo a su arraigo popular, el catálogo cuenta con 383 fuentes y manantiales con un alto valor entre sus ciudadanos, de los que 122 se encuentran en la provincia de Granada. Por otra parte, más de 170 puntos tienen una valoración ambiental alta, un ámbito en el que destaca de nuevo Granada con 47, seguida de los 33 de Jaén y los 28 de Málaga.

Distribución provincial

Por provincias, Almería cuenta con 93 puntos de interés, entre los que destaca Fuente Mora en Mojácar, una fuente surgida por las aguas subterráneas que provienen de la Sierra de Cabrera. También es reseñable en esta provincia el caso de Fuentes de Marbella, en Berja, cuyas aguas proceden de la Sierra de Gádor.

Las fuentes y manantiales catalogados de Cádiz ascienden a 79. El manantial de Benamahoma, en Grazalema, es junto al manantial del Tempul, en San José del Valle, uno de los más conocidos e importantes de la provincia. La belleza del lugar puede contemplarse a través de un paseo por el río Majaceite y, además, se puede visitar en sus alrededores un molino rehabilitado por la Consejería de Medio Ambiente que acoge un Museo del Agua.

En Córdoba, con 146 puntos catalogados, destaca la fuente-abrevadero de El Pilar, en Belalcázar, que junto a su castillo forman las señas de identidad de este municipio. Destaca igualmente la Fuente del Rey, en Priego de Córdoba, la más monumental y conocida de todas las de esta provincia.

Por su parte, la provincia de Granada cuenta con 310 puntos catalogados, entre los que sobresalen las aguas termales de Alhama en Granada, que brotan en la margen derecha del río del mismo nombre, y donde se conserva un hotel balneario sobre restos de instalaciones, posiblemente romanas. Junto a ello, las aguas termales de Los Baños de Alicún de Villanueva de las Torres, que fueron declaradas de utilidad pública en 1870, se convierten en un oasis dentro de un entorno sumamente desértico.

En la provincia de Huelva destaca la Fuente de los Doce Caños en Fuenteheridos, construida en 1903 y cuyas aguas son conducidas por una extensa red de acequias para el riego de la rica vega de la localidad onubense; así como el manantial de la Peña de Arias Montano, que se nutre de las aguas de la Sierra de Aracena. En total, en la provincia hay catalogados 64 puntos de interés.

Asimismo, en la provincia de Jaén se ha catalogado hasta ahora 153 enclaves. Además del manantial del nacimiento del río Guadalquivir, sobresalen el manantial de La Reja en Pelagar, que, con el paso de los años, ha formado un completo sistema hidráulico declarado Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía, y el nacimiento del río San Juan, afluente del Guadajoz, en el municipio de Castillo de Locubín.

En Málaga, con 220 puntos de interés inventariados, uno de los parajes más singulares se encuentra en el nacimiento de la Cueva del Gato, un manantial cuyas aguas van a parar al río Guadiaro. Además de este enclave, hay que señalar la Laguna de Fuente Piedra, que destaca como el entorno más importante de la Península Ibérica para la nidificación del flamenco común.

Finalmente, Sevilla cuenta con 71 puntos de interés dentro de este catálogo. Entre éstos es reseñable el manantial del nacimiento del Río Huéznar, en San Nicolás del Puerto, considerado uno de los manantiales más caudalosos de la provincia, donde también destaca la Mina de Santa Lucía, en Alcalá de Guadaíra. Este enclave forma parte de una laberíntica red de minas de aguas localizada bajo este municipio, cuya extensión ronda los nueve kilómetros de longitud.

Clasificación

Este inventario también clasifica las fuentes y manantiales andaluces por distintos niveles de conservación, calidad ambiental, importancia histórico-cultural, uso público o arraigo popular. Teniendo en cuenta todos estos parámetros, el inventario cataloga cada uno de los puntos de interés con una valoración general, de los que cerca de cincuenta de toda Andalucía tienen un nivel "muy alto" y más de cien, un nivel "alto".

El aspecto más novedoso de este programa es la participación ciudadana y de entidades sociales, que están colaborando en la elaboración definitiva de este inventario a través de un programa de catalogación telemática permanentemente abierto y en continuo proceso de actualización.

Comentarios