Fernández Liñares se reúne con los alcaldes de Cacabelos y Fabero para analizar los proyectos pendientes en estos municipios

0
4
4

El Presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, Francisco Fernández Liñares, se reunión, ayer, con los alcaldes de Cacabelos, José Manuel Sánchez, y de Fabero, Demetrio Alfonso Canedo, para analizar diferentes proyectos pendientes en ambos municipios.

La limpieza del río Cúa, es uno de las actuaciones prioritarias, tanto para la Confederación como para el Gobierno Local de Cacabelos. Según expuso José Manuel Sánchez, es necesario llevar a cabo medidas de protección de las riberas del Cúa, para evitar que las crecidas que se producen todos los años sigan provocando daños en la zona.

Otro de los temas tratados durante la reunión, fue la petición del alcalde para canalizar el tramo del Canal Alto del Bierzo en el paseo de la Edrada.

Fernández Liñares adquirió el compromiso de estudiar, con los técnicos, todos estos proyectos, que cualifica de "importantes y necesarios para potenciar el valor natural del río Cúa y, por consiguiente, a todo el municipio de Cacabelos".

Reunión con el alcalde de Fabero

El Presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil también escuchó, ayer, las peticiones del regidor municipal de Fabero, Demetrio Alfonso Canedo, quien solicitó a Fernández Liñares, la autorización para desarrollar un estudio de detalle para proceder al acondicionamiento de la antigua escombrera de La Reguera.

Durante el encuentro, analizaron las posibilidades de autorizar las obras de encauzamiento del arroyo de Coucilleiros en el nuevo polígono industrial; así como, los posibles permisos para la modificación puntual múltiple de las normas subsidiarias del planeamiento municipal de Fabero.

Fernández Liñares fue receptivo a las propuestas realizadas por el alcalde quien le proporcionó toda la documentación necesaria para que el Presidente analice con detalle cada uno de los proyectos.

Comentarios