La Confederación Hidrográfica del Ebro adquiere nuevos equipos para los controles de calidad de las aguas

0
106
106

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha adquirido 13 equipos de electroquímica digital para mejorar el trabajo de control de los agentes medioambientales del servicio de Guardería Fluvial del Organismo. Con estos modernos aparatos los agentes podrán medir de forma precisa y fiable el pH, conductividad y oxígeno, ayudando a mejorar el seguimiento de la calidad y permitiendo aportar mejor información a las áreas de Vertidos y Calidad de las Aguas de la Confederación.

Los datos se recogen en un electrodo lo que permite un fácil almacenamiento de valores y la transferencia de datos a una impresora u ordenador. Estos equipos, uno por cada subsector de la Cuenca, han supuesto una inversión de 25.000 euros. Los agentes medioambientales pertenecientes al servicio de Guardería Fluvial han asistido esta mañana a un curso teórico y práctico para conocer el uso de esta nueva tecnología.

La Guardería Fluvial o Policía de Cauces es la encargada de la vigilancia del Dominio Público Hidráulico en el territorio de la Cuenca del Ebro y trabaja como los ojos de la Confederación, siendo una pieza clave en el seguimiento de actuaciones en riberas, en la intensificación de los controles de vertido y en el seguimiento del mejillón cebra.

Comentarios