La Estrategia de Sostenibilidad de Regadíos fomentará la aplicación de renovables

0
155
155

La directora general del Agua del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Marta Morén, ha definido a la futura Estrategia de Sostenibilidad de Regadíos, horizonte 2015, como un pilar fundamental dentro de la gestión del agua en España.

Marta Morén ha explicado las líneas esenciales de la Estrategia, que está elaborando el MARM, durante una sesión sobre agua en la agricultura celebrada dentro del V Foro Mundial del Agua, que se desarrolla en Estambul (Turquía) hasta el 22 de marzo.

La Directora General ha afirmado que en breve van a comenzar las consultas a los diferentes sectores y se espera que la Estrategia sea una realidad en pocos meses. Además, ha añadido, su vigencia hasta 2015 permitirá que se adecue de manera natural con los Planes Hidrológicos de Cuenca.

Marta Morén ha señalado que la Estrategia pretende continuar con la modernización, la eficiencia y sostenibilidad en el uso de agua en los regadíos, potenciando el ahorro de agua para que se puedan liberar recursos, que contribuya de forma eficaz a la gestión de los sistemas hidrológicos en todas las cuencas. Además, las actuaciones que se llevarán a cabo deberán contribuir al sostenimiento y mejora del medio ambiente en el territorio, armonizando la modernización de los regadíos con el sostenimiento y el desarrollo de los ecosistemas.

La Directora General ha subrayado que otro de los objetivos de la Estrategia es conseguir un marco de funcionamiento de eficiencia energética, racionalizando el consumo y fomentando la aplicación de energías renovables. Esto permite contribuir, además de un beneficio económico y medioambiental, a la reducción los efectos del cambio climático. En ese sentido, se valorará cuáles son las opciones más adecuadas para cada caso.

La Directora General ha destacado que la Estrategia promoverá la aplicación de buenas prácticas agrarias en los regadíos y el empleo de las tecnologías más avanzadas para evitar la contaminación y mejorar las condiciones de la calidad del agua, la flora, la fauna, el suelo y el paisaje en el entorno de las zonas regables.

Por último, Marta Morén ha señalado que esta Estrategia debe tener también un componente social, ya que, su objetivo es modernizar las explotaciones de regadío manteniendo la riqueza de la industria agrícola, fomentando el desarrollo de la agroindustria asociada y fortaleciendo la estructura de producción agroalimentaria, abriendo, al mismo tiempo, las posibilidades de más y mejores empleos para la población de las zonas rurales.

Comentarios