Comienza el proceso de participación pública del Proyecto de Restauración del bajo Sella

0
89
89

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico ha presentado hoy en Parres el documento a partir del cual se iniciará el proceso de participación pública sobre el proyecto de restauración fluvial del bajo Sella, una iniciativa que se enmarca dentro de la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos. Este plan da prioridad a las actuaciones relacionadas con la conservación de los tramos en mejor estado ecológico en la actualidad. En este sentido, cabe destacar que, el tramo bajo del río Sella, a su paso por los términos municipales de Cangas de Onís, Parres y Ribadesella, presenta un estado de conservación considerado de los mejores de todo el ámbito territorial de la CHC (se encuentra catalogado como espacio de la Red Natura 2000). No obstante, dicho tramo presenta diversos problemas, como la presencia de alteraciones morfológicas, la degradación de la vegetación ribereña o la presión recreo-deportiva.

El documento hoy presentado tiene fundamentalmente tres objetivos:

  1. Identificar las presiones e impactos en el ámbito fluvial señalado
  2. Proponer una serie de actuaciones a desarrollar
  3. Promover un proceso de participación pública activa que permita definir la Imagen Objetivo que se pretende alcanzar en el tramo bajo del río Sella.

La propuesta que se realiza a la hora de definir esa Imagen Objetivo, pasa por los siguientes hitos:

  • Recuperar los procesos fluviales con los que el río pueda reconstruir su dinámica y funcionamiento más próximo al natural.
  • Fomentar la creación de una estructura sostenible y compatible con los usos del territorio y los recursos acordados por la sociedad
  • Recuperar la belleza del río y sus riberas, así como la relación afectiva del hombre con su territorio y paisaje fluvial.
  • Cumplir con los requisitos de la Directiva Marco del Agua.

A la presentación del documento han asistido los representantes de los municipios afectados (Cangas de Onís, Parres y Ribadesella), así como de asociaciones ecologistas, de pescadores y de turismo activo, agentes implicados en el uso del río.

Esta propuesta es el punto de partida de un proceso de participación pública en el que se contará con el mayor número posible de agentes directa e indirectamente implicados en este proyecto de restauración ambiental.

Comentarios