El 86% del río Bidasoa será accesible a finales de 2009

0
138
138

La consejera navarra de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Begoña Sanzberro Iturriria, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, Jorge Marquínez García, han firmado un protocolo de colaboración por el que las dos instituciones se comprometen a seguir trabajando en la mejora del medio fluvial de los ríos de la cuenca cantábrica de Navarra. Además de la firma de este convenio, se ha celebrado en el Parque Natural del Señorío de Bertiz una jornada informativa a la que han sido convocados una treintena de representantes de entidades locales de los valles de la zona noroeste de Navarra, así como diversas asociaciones de pescadores.

El protocolo de colaboración firmado hoy establece una serie de actuaciones encaminadas a mejorar el estado de los cauces y avanzar en el buen estado ecológico de las aguas, tal y como exige la Directiva Marco del Agua. El convenio establece un marco de actuación que engloba a los ríos de la cuenca del Bidasoa, las cabeceras de las cuencas de los ríos Oria y Urumea y el territorio español de la cuenca de los ríos Nive y Nivelle.
En concreto, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y la Comunidad Foral de Navarra se comprometen a seguir colaborando en la permeabilización de los cauces cantábricos navarros con el fin de que durante 2009 la cuenca del Bidasoa sea accesible en un 86%. Por otro lado, se trabajará para establecer las reservas fluviales de la zona en coordinación con los planes de gestión de los LIC ya incluidos en la Red Natura 2000 y, por último, se impulsará un estudio de inundabilidad mediante un proyecto piloto de tecnología “LIDAR” que permitirá establecer planes de ordenación territorial en función de las zonas inundables. Además, Gobierno de Navarra y Confederación Hidrográfica del Cantábrico establecerán un sistema de intercambio de la información recabada en sus respectivas estaciones de muestreo.

Mejora de la conectividad en los ríos cantábricos de Navarra

En la sesión informativa celebrada hoy se han dado a conocer los resultados de las actuaciones desarrolladas por las dos administraciones en los últimos años y el programa previsto para 2009. Según han explicado sus representantes, en 2001 eran accesibles 2,4 kilómetros del cauce principal del río Bidasoa. A corto plazo se prevé que la conectividad con el mar de este río alcance los 52,2 kilómetros, que suponen el 86% de su longitud.

Este aumento de la permeabilidad ha sido posible gracias a que, desde el año 2005, se han llevado a cabo 15 actuaciones y está previsto que durante 2009 se completen 10 nuevos proyectos. En total, en el periodo 2005-2009 se habrán invertido, entre ambas administraciones, más de 2,55 millones de euros en mejorar los recursos hídricos de la zona.

En concreto, desde 2005 el Gobierno de Navarra ha realizado 8 nuevas escalas de peces en el río Bidasoa y las regatas Tximista, Cía, Cebería y Artesiaga y ha demolido la parte central de la presa de Opoka en Baztan. Además, subvencionó al Ayuntamiento de Baztan con 171.588 euros diversas obras de encauzamiento en el río. A su vez, la Confederación Hidrográfica del Norte acometió 5 demoliciones de obstáculos en el río Bidasoa y las regatas Tximista, Latsa y Onin.

Las actuaciones que se desarrollarán durante el año 2009 cuentan con un presupuesto global de 1,6 millones de euros y estarán encaminadas a mejorar la conectividad de los ríos cantábricos navarros y mejorar su estado ecológico. Su puesta en marcha supondrá la creación de 45 puestos de trabajo.

Por parte del Gobierno de Navarra se llevarán a cabo una escala de peces en el azud de la piscifactoría de Leitza (115.000 euros) y otras dos nuevas escalas en los azudes de la central de Mugaire en las regatas Marín y Cebería (130.000 euros). A esto hay que añadir la subvención concedida a 5 entidades locales de la zona para la realización de diversas actuaciones de mejora en ríos y barrancos, dragados y limpiezas de regatas.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico demolerá o construirá escalas en 22 azudes en desuso en diversas regatas de la zona (990.000 euros) y llevará a cabo dos proyectos para mejorar el estado ecológico de las riberas eliminando basura y madera muerta (400.000 euros) y actuando contra diversas especies arbóreas que se consideran invasoras en el LIC Bidasoa (84.000 euros).

Comentarios