La desalinizadora de Sagunto producirá 8,4 hectómetros cúbicos anuales

0
1.551
1551

La directora general del Agua del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (MARM), Marta Morén, visitó la pasada semana las obras de la desalinizadora de Sagunto, en Valencia, con motivo del inicio de los trabajos. La Directora General del Agua estuvo acompañada por el delegado del Gobierno en Valencia, Ricardo Peralta, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Juan José Moragues, y el director general de Acuamed, Carlos Massa. En el acto, también ha estado presente el alcalde de Sagunto, Alfredo Castelló.

La planta, que se empieza a construir ahora en Sagunto, es la primera desalinizadora que el MARM pone en marcha en la provincia de Valencia. En toda la Comunidad Valenciana el Gobierno ya tiene, en servicio o en diferente fase de ejecución, un total de 10 desalinizadoras (2 en Castellón: Cabanes-Oropesa y Moncófa, y 7 en Alicante: Torrevieja, Campello-Mutxamel, Denia, Guardamar, Alicante II, ampliación de Alicante I y Vega Baja).

La planta de Sagunto forma parte de una actuación más amplia, "Refuerzo del sistema de abastecimiento del área metropolitana de Valencia y del Camp del Morvedre", incluida en la Ley 11/2005 como actuación de interés general, prioritaria y urgente, y encomendada por el MARM a la Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas (ACUAMED).

La ejecución de las obras ha sido adjudicada a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Pavasal Empresa Constructora, S.A., y Luís Batalla, S.A.U. (LUBASA), por un importe total de 29 millones de euros. De este importe total, 26 millones corresponden a la construcción, que serán subvencionados en un 20% con Fondos Europeos. Los otros 3 millones de euros corresponden a los costes de operación y mantenimiento durante tres años.

La planta de Sagunto producirá 8,4 hectómetros cúbicos anuales -22.900 metros cúbicos de agua al día-, que se destinarán principalmente a uso industrial. Con ello se contribuirá a la revitalización económica de la comarca y, en especial, de la zona industrial Parc Sagunt, dando respuesta al aumento de la demanda que se producirá en Sagunto a corto y medio plazo como consecuencia del desarrollo de la misma.

Asimismo, está previsto que una parte de la producción de agua desalada pueda utilizarse para el abastecimiento humano de Sagunto y de otras localidades de su entorno.

Características de la desaladora

La planta se ubica en las proximidades de la zona portuaria de Sagunto, junto a la central eléctrica de ciclo combinado de Unión Fenosa, con la cual compartirá parte de las nuevas infraestructuras, como la toma de agua de mar y el posterior vertido de salmuera. La concertación y colaboración entre las administraciones públicas y el sector privado permiten una mayor racionalidad en la producción de recursos, una adecuada ocupación del suelo y reducir significativamente los impactos ambientales.

El proyecto, que cuenta con la preceptiva Declaración de Impacto Ambiental elaborada por el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, contempla la construcción de una planta de desalación de agua de mar por ósmosis inversa.

Se ha diseñado un sistema compuesto por dos etapas de tratamiento, destinado a mejorar el rendimiento de la producción de agua desalada y, al mismo tiempo, permitir un mejor aprovechamiento energético de la planta, utilizando el agua de rechazo a alta presión para crear energía eléctrica con el fin de reducir el consumo y los costes en energía eléctrica.

La línea de tratamiento consta de los siguiente procesos: captación mediante toma directa (utilizando las infraestructuras de Unión Fenosa Generación), bombeo de agua de mar a la planta, instalación de tratamiento (pretratamiento físico/químico, ósmosis inversa, postratamiento y bombeo hasta depósito de almacenamiento de 24.500 metros cúbicos), evacuación de la salmuera de rechazo (utilizando las infraestructuras de Unión Fenosa Generación) y servicios auxiliares.

Comentarios