Murcia experimenta con éxito un nuevo sistema que permite el tapado de embalses de grandes dimensiones

0
412
412

Temas

La Consejería de Agricultura y Agua murciana ha experimentado con éxito un nuevo sistema de tapado de embalses de grandes dimensiones que permite reducir la pérdida de agua por evaporación entre un 60 y un 80 por ciento.

Se trata de un sistema de cubierta flotante adaptable al nivel del embalse, y forma parte de las acciones de mejora en la eficiencia del uso del agua que lleva a cabo la Consejería. Esta iniciativa se suma a los sistemas de cubrición con malla de sombreo y amarre perimetral mediante anclajes de perfiles de acero, y de anclajes con carracas-tensor.

El director general de Modernización de Explotaciones y Capacitación Agraria, Ángel García Lidón, visitó hoy los embalses en los que se han experimentado estos tres sistemas, ubicados en la finca experimental de Agua Amarga, de Cieza; el Centro Integrado de Formación y Experiencias Agrarias (CIFEA), de Molina de Segura; y el Centro de Demostración y Transferencia Tecnológica El Mirador, en San Javier.

García Lidón destacó que además de disminuir la pérdida de agua por evaporación entre un 60 y un 80 por ciento, “estos sistemas preservan la calidad del agua, disminuyen la concentración de sales y la excesiva exposición del agua a la luz solar, lo que evita la formación de algas que obstruyen los filtros y cabezales de riego, evitan la introducción de residuos dentro del embalse, y protegen y aumentan la vida útil de la lámina de impermeabilización”.

Según el director general, “en zonas áridas como el sureste español no hay que descartar la importancia económica de las pérdidas de agua por evaporación en embalses de regulación de riego, sobre todo teniendo en cuenta el déficit hídrico que padecemos y el elevado valor añadido del agua”. Al respecto señaló que “en un embalse de unos 1.000 metros cuadrados y 5.000 metros cúbicos de capacidad, se podría ahorrar una media de 2.000 metros cúbicos de agua al año”.

El responsable autonómico indicó que la Región cuenta con unas 4.300 hectáreas de superficie de balsas de riego que, en su conjunto, pueden llegar a perder alrededor de 30 hectómetros cúbicos al año como consecuencia de la evaporación, por lo que consideró la idoneidad de estos sistemas para incrementar la eficiencia del agua disponible.

Cubiertas flotantes

El director general destacó que “el problema técnico planteado a la hora de cubrir los embalses de grandes dimensiones se ha resuelto con las cubiertas flotantes, que se adaptan al perfil del vaso”, tal y como puede comprobarse en la finca experimental ‘Agua Amarga’, en Cieza, donde existe un embalse de 1.370 metros cuadrados con la superficie cubierta mediante este sistema.

La Consejería de Agricultura y Agua estudia la forma de reducir el coste que supondría para las comunidades de regantes la instalación de estos sistemas. En cualquier caso García Lidón apuntó que “es factible asumir esta inversión adicional, si se tiene en cuenta el ahorro de agua que se produce”.

Comentarios