WWF denuncia la ocupación ilegal de suelo protegido para cultivos en Doñana

0
83
83

El informe de WWF sobre el uso ilegal del suelo en Doñana constata que, desde la aprobación del Plan de Ordenación del Territorio del Ámbito de Doñana, POTAD, han aparecido 1.700 hectáreas nuevas de cultivos bajo plástico. WWF destaca que, al menos, 595,70 ha pertenecen a la zona A del POTAD de especial protección de los recursos naturales donde se prohíbe la transformación del uso forestal, así como la implantación de nuevos cultivos agrícolas.

El trabajo de campo de WWF prueba que hay muchas fincas que han modificado el uso del suelo, en su mayoría de forestal a agrícola, pero también que numerosos cultivos de secano han sido transformados en regadío. Todo ello, aunque el POTAD establece claramente tanto las zonas en las que no es posible bajo ningún concepto cambiar el uso del suelo (Zona A), como las zonas con límites a la hora de captar el agua y prohibiciones para abrir nuevos pozos (Zona I). Con el fin de contrastar la información que se veía sobre el terreno, WWF encargó un análisis de la situación desde 2003 a 2009 a la consultora especialista GEOSYS S.L., que ha realizado el informe mediante métodos de teledetección con imágenes de satélite.

WWF denuncia que, a pesar de la legislación ambiental vigente, sigue aumentando la superficie agrícola de regadío en el entorno de Doñana, al tiempo que disminuye su terreno forestal y la disponibilidad de agua. De seguir así, este Parque Nacional corre el riesgo de quedarse en un futuro no muy lejano sin agua y sin suelo.

Por todo ello, la organización pide a la Junta de Andalucía que acepte este informe y lo tenga en cuenta cuando elabore el plan de reordenación del espacio agrario del entorno de Doñana, actualmente en fase de redacción. También demanda que se eliminen las hectáreas transformadas de forma ilegal con posterioridad a la aprobación del POTAD y que se restauren. Asimismo, desde WWF se solicita que se pongan en marcha las medidas necesarias para terminar con el uso ilegal del suelo y evitar el aumento de la superficie de regadío.

Enrique Segovia, Director de Conservación de WWF España considera “inaceptable que se pueda seguir transformando el uso del suelo de forma ilegal y con absoluta impunidad en un entorno tan privilegiado como el entorno de este espacio natural protegido”. Y añade: “Por ello, exigimos que finalice el deterioro que está sufriendo Doñana, se impongan las sanciones oportunas y se incremente la vigilancia en toda la comarca para hacer que se cumpla la ley”.

Por último, WWF solicita a la Junta que se establezcan los corredores naturales de fauna que ya se ha comprometido a hacer, que se restaure el dominio público hidráulico y que se recuperen las zonas forestales transformadas, tanto públicas como privadas.

Este documento cierra el estudio que WWF ha realizado coincidiendo con el 40 aniversario del espacio, sobre las necesidades de Doñana para sobrevivir. El primero analizaba la cantidad de agua que deben llevar los ríos, arroyos y marismas de Doñana, para garantizar su supervivencia a medio y largo plazo, constatando que el futuro de este Espacio Natural pasa por triplicar el aporte natural a este humedal.

Además, la organización propuso cerrar todos los pozos ilegales, volver a conectar el río Guadiamar con la marisma y limitar los cultivos de regadío. WWF también denunciaba que el 50% de la superficie de cultivo que se riega con agua subterránea debería desaparecer.

Comentarios