La Confederación Hidrográfica del Ebro inicia las obras de la estación de desinfección de embarcaciones en Miranda de Ebro

0
0
0

La Confederación Hidrográfica del Ebro inicia mañana las obras de construcción de la estación de lavado y desinfección de embarcaciones en el río Ebro, en la localidad de Miranda de Ebro (Burgos). Esta actuación supone una inversión de 60.000 euros y las obras estarán concluidas en un mes.

La estación se ejecutará en las proximidades del Club Náutico de Antares y se incluye en el Plan de Choque que el Organismo está desarrollando para frenar la expansión del mejillón cebra en la Cuenca del Ebro, incluyendo acciones fuera de su ámbito competencial.

La infraestructura contará con una plataforma de lavado dotada con un sistema de recogida de aguas, un sistema drenante y una sala técnica para el uso de agua clorada a 160 bares de presión y con una temperatura por encima de los 60º. El caudal será de entre 600 y 1.200 litros/hora.

La estación permitirá cumplir con el protocolo de desinfección de embarcaciones que se recoge en las normas de navegación en la Cuenca del Ebro, aprobadas por el Organismo de Cuenca para frenar la invasión del mejillón cebra. Estas infraestructuras pueden construirse por iniciativa privada o por iniciativa de cualquier administración y su gestión es privada.

La Confederación, a través de los fondos del Plan Español de Estímulo de la Economía y el Empleo (Plan E) del Gobierno de España, ha puesto en marcha la construcción de una serie de estaciones priorizando aquellos embalses que están considerados afectados por presencia de larvas de mejillón cebra. Cuando se concluyen las obras se entregan para su gestión y mantenimiento posterior.

En total se han proyectado 13 nuevas estaciones, incluida la de Miranda de Ebro, de las que ya se ha concluido la ubicada en el embalse de La Estanca (Alcañiz). Además, la pasada semana se iniciaron los trabajos de la proyectada en Alloz (Navarra). A estas hay que unir las construidas anteriormente por el Organismo en el embalse del Ebro (Cantabria); Ullívarri (País Vasco) y en Mequinenza (en el camping de Caspe- Zaragoza).

Las estaciones se proyectan en el País Vasco en el embalse de Sobrón (Álava); en Castilla y León, en el río Ebro (en Miranda de Ebro, en Burgos); en La Rioja, en el embalse de González Lacasa ( en la localidad de El Rasillo); en Navarra, en el embalse de Alloz (Lerate); en Lleida, en los embalses de Talarn (Talarn) y Rialb (Ponts) y en Aragón, en Huesca, en los embalses de El Grado (Abizanda), Barasona (La Puebla de Castro), Mediano (Aínsa), Búbal (Biescas), Sotonera (Alcalá de Gurrea); en Zaragoza en el embalse de Ribarroja Mequinenza) y en Teruel donde ya se ha construido la estación en La Estanca de Alcañiz.

Además de las ejecutadas por la Confederación existen otras estaciones impulsadas por las Comunidades Autónomas y por iniciativa privada en Mequinenza, La Tranquera, Talarn, San Lorenzo de Montgay, Bajo Ebro, Rialb y Lanuza.

Dentro del Plan de Choque, el Organismo de Cuenca ha desarrollado actividades de control, normativas, divulgativas y de investigación. Aunque las actuaciones se centran en las competencias de la Confederación, principalmente el control de la navegación,
muchos de los proyectos se desarrollan en coordinación con las Comunidades Autónomas, administraciones que tienen la competencia medioambiental y en el control de especies invasoras. Muchas de ellas están destinadas a ofrecer herramientas para los afectados y también y principalmente, a promover el mayor control y evitar en lo posible la expansión de la plaga.

Comentarios