Evaluado favorablemente el proyecto de ampliación de la Central Térmica de Ciclo Combinado de Castejón (Navarra)

0
101
101

El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino ha evaluado favorablemente el proyecto de "Ampliación de la Central Térmica de Ciclo Combinado, propiedad de Fuerzas Eléctricas de Navarra S.A.", ubicada en el término municipal de Castejón (Navarra), mediante la construcción del Grupo 2 de Ciclo Combinado de aproximadamente 425 MW de potencia eléctrica neta, siempre y cuando se autorice en la alternativa elegida y en las condiciones deducidas del proceso de evaluación y señaladas en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que hoy se publica en el BOE.

El objeto de este proyecto, promovido por Iberdrola y sustentado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, es la construcción de un nuevo grupo de ciclo combinado, que utiliza gas como combustible principal, en la Central de Castejón- (Castejón 1 que ya tuvo su Declaración de Impacto Ambiental, publicada en el BOE el 27 de abril de 2000). Este nuevo proyecto contribuirá a la mejora de la cobertura y de la sostenibilidad del Sistema Eléctrico Nacional y, en concreto, para dar al corredor eléctrico del Ebro, región con un gran desarrollo de energía eólica, así como a una mayor garantía y cobertura del suministro.

El nuevo grupo de ciclo combinado consistirá en una turbina de gas con su caldera de recuperación y chimenea, produciendo vapor para una turbina y un generador eléctrico. El sistema de refrigeración será en circuito cerrado mediante torres de refrigeración en tiro mecánico de tipo híbrido, el cual requerirá un aporte de agua desde el río Ebro para compensar las pérdidas por evaporación y una purga hacia el mismo, para evitar una elevada concentración de sales en el agua.

Las infraestructuras de toma de agua del río Ebro, construidas para Castejón 1, son válidas para el proyecto por lo que no será necesario hacer nuevas infraestructuras en el río. Lo mismo que serán aprovechadas las conducciones del sistema de vertido porque tienen capacidad suficiente para evacuar los vertidos del nuevo grupo.

Además, Castejón 1 ya dispone de conexiones con la red gasista y eléctrica suficientes para que la nueva instalación no precise construcciones fuera de la propia parcela de terreno que ya ocupa la central.

El proyecto cuenta con la aprobación favorable del servicio de Calidad Ambiental del Gobierno de Navarra, cuyas propuestas sobre el proyecto han sido integradas en el texto de la DIA.

Después de la evaluación ambiental realizada, se concluye que este proyecto no afectará a ninguno de los espacios protegidos ubicados en el entorno, como el Lugar de Interés Comunitario (LIC) "Río Ebro", que a su vez engloba diversas reservas naturales. Del mismo modo, después de los análisis realizados, se considera que la puesta en marcha del nuevo grupo proyectado no incidirá significativamente sobre los niveles de ozono y en cualquier caso será compatible con el mantenimiento de la calidad atmosférica de la zona.

Después de los estudios realizados, tampoco se producirán afecciones significativas en la calidad de las aguas del río Ebro por los vertidos derivados de la Central. En todos los casos modelizados y experimentados, tanto sobre las purgas de las torres de refrigeración como del vertido de la planta de tratamiento de efluentes, se ha comprobado que los impactos son imperceptibles. Así, el incremento máximo esperado sobre la temperatura del río se sitúa en 0,01 ºC, mientras que cuando circula el caudal mínimo medioambiental establecido por la Confederación Hidrográfica del Ebro, el incremento global de temperatura es de 0,06 ºC . Por lo que respecta a los efectos sobre la salinidad, en todos los casos, la concentración de sales tiene un incremento inferior a 100mg/litro, respecto a la salinidad natural del río.

El consumo de agua del circuito de refrigeración, usará la captación que ya existe y que cuenta con una concesión de la Confederación del Ebro otorgada en 2001.

Entre las condiciones ambientales que establece la DIA, como por ejemplo para la gestión de residuos, ubicación de la maquinaria, preservación de restos arqueológicos y de la calidad de las aguas, mitigación del impacto acústico, etc, destacan las condiciones para controlar, evaluar y limitar las emisiones que produzca el nuevo grupo cuando funcione por encima del 70 % de su carga y para la chimenea de evacuación de los gases residuales, que deberá tener como mínimo, según establece la DIA, una altura de 65 m con sistema de dispersión de contaminantes. En esta chimenea se instalarán sistemas de medición en continuo, con transmisión de datos al mando de la central, datos que a su vez pasarán al sistema informático de la ya existente Red de Vigilancia y Control de la Contaminación Atmosférica de Navarra.

Asimismo, con anterioridad a la puesta en marcha de la central se deberá disponer de la necesaria autorización de emisión de gases de efecto invernadero, expedida por la Comunidad Autónoma de acuerdo con lo establecido en la Ley 1/2005 que regula el régimen del comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero.

El proyecto contará con un Programa de Vigilancia Ambiental durante la fase de construcción y de explotación, que incluirá también la vigilancia de las torres de refrigeración y la obligatoriedad de emitir informes periódicos para dar cuenta del cumplimiento de todas las condiciones ambientales que se deben cumplir.

Comentarios