La Confederación Hidrográfica del Ebro finaliza la recuperación del entorno del río Relachigo, en Herramélluri (La Rioja)

0
99
99

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha finalizado las obras de acondicionamiento fluvial paisajístico del río Relachigo, en el término municipal de Herramélluri (La Rioja)” que han alcanzado una inversión de 59.500 euros. Esta actuación ha supuesto la recuperación del entorno del río Relachigo, una prioridad que se ha concretado en la protección de las márgenes del río contra la erosión, en la creación de espacios de uso ciudadano y en aportar información sobre los valores naturales existentes en la zona y mejorar su percepción.

En concreto, los trabajos han consistido en una limpieza y desbroce selectivo, la reconstrucción en la margen derecha del río de una escollera, la adecuación del  sendero en aquellos tramos donde ha sido necesario, la mejora de un pequeño estanque circular denominado “balsa de anfibios”, la plantación y siembra de tres zonas verdes en las cuales se han colocado bancos, papeleras y carteles informativos y la colocación de una pasarela de madera laminada de 10 metros de longitud.

La reconstrucción de una escollera en la margen derecha del río, además de asegurar una mayor protección ha permitido dar continuidad al sendero en algún tramo. Una vez realizado el sendero, se ha procedido a la adecuación del mismo mediante siembras,
plantaciones e instalación de mobiliario. Para la adecuación del sendero, se ha realizado un desbroce, una limpieza superficial del terreno y una explanación a base de zahorra natural.

La balsa de anfibios es un pequeño estanque de forma circular alimentado desde una vieja arqueta y que vierte sus aguas al río Relachigo. Su mejora ha incluido la construcción de una nueva arqueta cubierta con tapa, la retirada de la canalización existente y su sustitución por una tubería de PVC que va enterrada hasta desembocar en el estanque, la sustitución del cerramiento por un vallado de madera y la instalación de un panel interpretativo sobre los estanques y los pequeños anfibios.

En cuanto a las zonas verdes, se han creado tres a lo largo del trayecto del sendero: una al inicio del mismo y junto al estanque, otra en la parte intermedia y otra, al final. Se han plantado especies arbóreas y arbustivas autóctonas como álamos, arces, alisos, fresnos, nogales, tilos y serbales.

También se ha instalado mobiliario para facilitar el uso y disfrute recreativo y se ha dotado a este entorno natural de cuatro bancos rústicos, dos mesas con bancos adosados, dos papeleras, el cartel de situación explicativo junto al estanque y una pasarela de madera.

Otras actuaciones

Este año 2009 se han proyectado quince actuaciones puramente de restauración ambiental, entre las que destacan la restauración del soto fluvial del río Queiles en Los Fayos (Zaragoza); la restauración de la Laguna Nueva, en La Yunta, (Guadalajara); la actuación en la balsa de Loza , en Orkoien (Navarra); la restauración del humedal de La Sima, en Rubielos de la Cérida, (Teruel) o la restauración ecológica del entorno de los Ojos de Cimballa (Zaragoza).

Además, el Organismo ha llevado a cabo otras importantes actuaciones de este tipo en las lagunas de La Degollada, en Hervías (La Rioja); Balsa de Larralde (Zaragoza), Laguna de Bayas, en Miranda de Ebro, (Burgos) o en el río Martín, entre Martín del Río y Utrillas, en Teruel, donde se realizó la adecuación de un sendero.

También el Área de Gestión Medioambiental del Organismo participa en otras 14 actuaciones en coordinación con asociaciones, fundaciones u organizaciones medioambientales, gracias a la financiación del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino a través del “Programa Voluntariado en Ríos 2009” y que beneficia sobre todo a campañas educativas y didácticas sobre los ríos en toda la Cuenca.

A este trabajo en humedales y zonas de especial interés medioambiental se unen los trabajos que de forma continuada realiza la Confederación en riberas, cauces y montes gestionados por el Organismo.

Este año se han destinado más de 23.750.000 euros a restauraciones de márgenes y riberas en toda la Cuenca; a trabajos de repoblación y restauración forestal en montes y a acciones de mejora para el estado ecológico en toda la Cuenca.

Fuente.- Confederación Hidrográfica del Ebro

Comentarios