Guía de Desalación: aspectos técnicos y sanitarios en la producción de agua de consumo humano

0
2.392
2392

Guía de Desalación: aspectos técnicos y sanitarios en la producción de agua de consumo. Descargar pdf desde SINAC

El siguiente texto corresponde al capítulo introductorio de esta guía editada por el Ministerio de Sanidad y Poítica Social:

El presente trabajo no es un manual de desalación ni un libro técnico. Simplemente trata de recoger una introducción práctica de como tienen lugar los procesos de desalación, y de que manera incidir para salvaguardar la salubridad del agua destinada a consumo humano producida mediante estas tecnologías. La motivación principal ha sido desarrollar una guía práctica especialmente dedicada a técnicos sanitarios de las Comunidades Autónomas y a los abastecedores de agua de consumo.

El trabajo ha sido desarrollado durante los últimos tres años gracias a la participación de especialistas del mundo de la desalación, bajo la coordinación del Área de Calidad Sanitaria de las Aguas de la Subdirección general de Sanidad Ambiental y Salud Laboral de este Ministerio.

España obtiene agua a través de desaladoras desde hace más de 30 años, siendo un país puntero en el desarrollo de tecnologías de desalación, y el quinto con mayor número de desaladoras del mundo. En la actualidad existen más de 700 desaladoras funcionando con una capacidad de desalación en torno a 2.033.271 m3/día. En el marco del Programa AGUA del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, las actuaciones previstas suponen, para el 2009, un aumento de la capacidad de producción de 1.335.200 m3/día, hasta alcanzar una capacidad total instalada próxima a los 3,4 hm3/día.

Las tecnologías de desalación permiten un mayor ahorro y eficiencia en el uso del agua, la explotación de recursos antes no aprovechables como el agua de mar, así como una mayor garantía de disponibilidad y de calidad en el suministro, en particular en las áreas mediterráneas. En estas zonas suelen confluir diversos factores que favorecen enormemente el empleo de la desalación. En efecto, una población elevada, una gran actividad turística, la escasez del líquido elemento y una gran demanda para regadío agrícola condicionan la disponibilidad y la necesidad de nuevas fuentes de agua de gran calidad. Todo ello hace de la desalación una nueva estrategia de abastecimiento de agua, suponiendo un importante motor de desarrollo en zonas con escasez.

Como es sabido, el agua tiene una enorme importancia económica, social y ambiental; por lo que la desalación del agua es un aspecto trascendente dentro de la política hídrica en España. De igual modo, debe reconocerse la importancia práctica de trabajos como el que ahora se presenta, que servirá sin duda tanto a gestores del agua, como a las autoridades competentes; contribuyendo a que los aspectos sanitarios se integren cada día más dentro de la planificación y la gestión hídrica, y en definitiva se proteja la salud de las personas y la del medio ambiente.

Foto portada: Lance Cheung en Flickr

Comentarios