Un nuevo índice de sequía tiene en cuenta el efecto del calentamiento global

0
560
560

Investigadores españoles han desarrollado un nuevo índice de sequía que considera los efectos de la pluviosidad y el calentamiento térmico, lo que permite cuantificar los efectos del calentamiento global. El indicador, llamado Índice Estandarizado de Precipitación y Evapotranspiración (SPEI, en sus siglas en inglés), cuantifica de forma numérica la intensidad, magnitud y duración de la sequía, además de su extensión superficial, momento de inicio y final.

“Por un lado, el análisis retrospectivo para estudiar el comportamiento de las sequías y sus tendencias y, por otro, el seguimiento de las sequías en tiempo real para la gestión del riesgo y la alerta temprana”, señala Sergio Vicente Serrano, autor del estudio e investigador en el Instituto Pirenaico de Ecología (CSIC).

“La respuesta a la carencia de humedad varía entre los distintos sistemas hidrológicos, como aguas subterráneas, ríos o reservas de embalses; y entre éstos y los diferentes sistemas biológicos, como cultivos y bosques; con diferencias muy marcadas en los tiempos de respuesta”, explica Vicente.

“Al poderse calcular en varias escalas temporales, el nuevo índice permite adaptarse a los tiempos de respuesta característicos de diferentes sistemas naturales y económicos, permitiendo determinar la resistencia de cada uno de ellos a la sequía”, añade el investigador.

Según el experto, hasta ahora, “ningún índice tenía en cuenta el carácter multiescalar de la sequía y el efecto de la temperatura de forma conjunta”. Esto permite tener en cuenta el efecto del calentamiento global y determinar en qué medida está afectando a la severidad de las sequías (incluyendo su duración, magnitud y frecuencia). Los investigadores trabajan ahora en cuantificar de manera más exacta este efecto, por lo que están desarrollando otros indicadores.

Una herramienta global

El equipo científico ha creado una herramienta informática a partir de la que se obtiene, mediante series pluviométricas y termométricas, el resultado del índice para cualquier lugar del mundo. Además, los científicos han generado y puesto a disposición de la comunidad científica internacional una base de datos del índice que, con una frecuencia mensual, cubre el conjunto del mundo entre 1901 y 2006. Por sus propiedades multiescalares, sus potenciales aplicaciones son muy variadas, e incluye campos como la climatología, la hidrología, la agronomía o el medioambiente.

Ambas aplicaciones permitirán analizar de forma global cómo afecta el proceso del calentamiento global a la severidad de las sequías, comprender los mecanismos de circulación atmosférica que las provocan y determinar cuantitativamente la vulnerabilidad y umbrales de sequías de los sistemas ecológicos, agrícolas e hidrológicos de todo el mundo.

Referencias bibliográficas:

Vicente‐Serrano S.M., Beguería S., López‐Moreno J.I. “A multi‐scalar drought index sensitive to global warming: The standardized precipitation evapotranspiration index – SPEI” Journal of Climate 23(7): 1696–1718, 2010.

Vicente‐Serrano SM, Beguería S, López‐Moreno JI, Angulo M, El Kenawy A. “A new global 0.5° gridded dataset (1901‐2006) of a multiscalar drought index: comparison with current drought index datasets based on the Palmer Drought Severity Index” Journal of Hydrometeorology, 2010. Doi:10.1175/2010JHM1224.1.

Fuente: CSIC

Comentarios