La Confederación Hidrográfica del Miño – Sil continúa los trabajos relativos a la evaluación y gestión del riesgo de inundaciones

0
3
3

La Confederación Hidrográfica del Miño – Sil (CHMS) continúa realizando una serie de estudios en los ríos y torrentes de la demarcación que permitirán conocer qué tramos fluviales son susceptibles de desbordase y con qué frecuencia, con el fin de poder anticiparse a posibles inundaciones y disminuir sus efectos negativos en bienes y/o personas.

Esta administración hidráulica ha terminado ya los análisis preliminares de riesgo de inundabilidad con los que ha obtenido la información necesaria para identificar qué tramos de ríos deben ser considerados en el proyecto y hacer una selección de los que deben entenderse prioritarios para un estudio más exhaustivo, prestando especial atención a aquellas zonas que nunca han sido objeto de actuaciones previas al respecto.

Con estos trabajos preliminares se han identificado, aproximadamente, 1.119 kilómetros de ríos que evidencian riesgo de inundaciones, de los cuales se han seleccionado 580 Kilómetros para ser estudiados con mayor detalle. También se han detectado 22 Kilómetros cuadrados de áreas torrenciales, de las que el 90% serán objeto de análisis al existir riesgo potencial para los ciudadanos.

Actualmente, la Confederación Hidrográfica del Miño – Sil ha iniciado la segunda fase del proyecto con estudios en los que se combinarán enfoques geológicos, históricos, hidrológicos, hidráulicos y meteorológicos. En la zona del Bajo Miño y en el río Cabe se han realizado los estudios geomorfológicos e históricos en aproximadamente 250 Kilómetros.

Estos análisis permitirán cumplir la Directiva Europea relativa a la evaluación y gestión del riesgo de inundaciones aprobada por el Parlamento Europeo y adaptada al ordenamiento jurídico español con la aprobación del Real Decreto 903/2010 de 9 de julio, de Evaluación y Gestión del Riesgo de Inundaciones.

Comentarios