¿Desde cuando y hasta donde el Mediterráneo invade el Atlántico?

0
136
136

Hoy zarpa del puerto de Vigo el buque oceanográfico “Sarmiento de Gamboa”, con 40 científicos y científicas que recorrerán el Mar de Alborán, el Estrecho de Gibraltar y el Golfo de Cádiz para estudiar la influencia de la circulación de las masas de agua mediterráneas sobre los fondos marinos de la Península Ibérica. En esta campaña de investigación liderada por la Universidad de Vigo (UVI) participan el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y el Grupo “GEOMARCO” del ICM del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Tras la salida al Océano Atlántico a través del Estrecho de Gibraltar, las masas de agua mediterráneas realizan un largo recorrido hacia el norte, el oeste y el sur. La rama septentrional circula a lo largo del margen portugués, rodea el Golfo de Vizcaya y continúa hacia el norte hasta alcanzar el Mar de Noruega, mientras que la rama meridional llega hasta las islas Canarias. Esta circulación de masas de agua ha generado una influencia notable tanto en el relieve como en los sedimentos submarinos que van a ser objeto de estudio desde mañana hasta el próximo 14 de octubre, y que contienen un valioso registro sobre la evolución de los fondos marinos que rodean a la península.

Estos depósitos, llamados por los especialistas contornitas, “pueden llegar a tener dimensiones de hasta centenares de kilómetros y espesores sedimentarios de centenares de metros” apunta Javier Hernández Molina, coordinador de proyecto en la UVI “y contienen un valioso registro sobre la formación y evolución de nuestros fondos marinos”, continúa Hernández Molina.

El interés por este tipo de sedimentos ha constituido, durante la última década, una de las líneas de investigación más activas de Geología Marina en el ámbito internacional. Y es que, además de la información paleoceanográfica y paleoclimatológica que desvelará desde cuando y hasta donde el Mediterráneo invade el Atlántico, estos depósitos mantienen una estrecha relación con yacimientos de hidrocarburos y yacimientos minerales.

Como ejemplo de las nuevas perspectivas sobre recursos minerales marinos hay que destacar los últimos hallazgos del equipo de geología marina del IGME, que ha realizado ya varias campañas de investigación en el Golfo de Cádiz “donde se han encontrado ya 52 volcanes de fango producidos por emanaciones de gas y sedimentos procedentes del subsuelo, además de haber descubierto numerosos nódulos ricos en hierro y manganeso enriquecidos en metales en áreas desde el Golfo de Cádiz hasta las costas gallegas, barridas por la corriente mediterránea” explica Teresa Medialdea, investigadora del IGME.

Durante esta primera campaña, asignada al Proyecto de investigación CONTOURIBER financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación (MICIN) se realizarán mapas detallados del relieve submarino mediante ecosonda multihaz, se obtendrán imágenes del subfondo marino hasta profundidades de 2 a 3 kilómetros mediante sistemas sísmicos, datos magnéticos, gravimétricos, etc, y se llevaran a cabo muestreos de sedimentos marinos mediante diferentes sacatestigos de sedimentos.

Una campaña científica multidisciplinar

Se trata de una campaña multidisciplinar que aborda novedosos objetivos científicos. Las actividades planteadas están relacionadas además con la propuesta, recientemente aprobada, para realizar sondeos profundos en el Golfo de Cádiz y oeste de Portugal, dentro del programa internacional Integrated Ocean Drilling Program (IODP), que se espera realizar en octubre-noviembre de 2011.

Esta primera campaña pretende evaluar el efecto que tiene en la actualidad y que ha tenido en el pasado la circulación de las masas de agua en contextos geológicos diferentes como son los fondos del Mar de Alborán, el Estrecho de Gibraltar y el Golfo de Cádiz, para alcanzar los siguientes objetivos: caracterizar y cartografiar las estructuras geológicas del margen continental y como influyen y han influido en el pasado en la circulación de las masas de agua; cartografiar y determinar cómo se construyen los depósitos contorníticos generados por la influencia de las masas de agua mediterráneas desde su inicio y su evolución; y analizar la relación entre los depósitos contorníticos y la presencia de diferentes recursos minerales como gas, hidratos de gas y nódulos y costras de hierro y manganeso, en el subsuelo marino.

Fuente: IGME

Comentarios