El Campo de Voluntariado ‘Río Ebro’ se celebrará entre el 6 y el 10 de septiembre

0
50
50

Veinticinco personas de diferentes puntos de la Península Ibérica participarán en el campo de voluntariado 'Río Ebro' durante los días 6 al 10 de septiembre. Esta experiencia, enmarcada en las actividades del Proyecto Ríos en Cantabria, está organizada por la Consejería de Medio Ambiente, a través del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), y por la Obra Social de Caja Cantabria, a través de su Centro de Educación Ambiental de Polientes (Valderredible).

El proyecto cuenta con la colaboración de la Red Proyecto Ríos, formada por ADEGA (Galicia), Asociació Hábitats (Cataluña), Fundación Limne (Valencia), Asociación Territorios Vivos (Madrid), ASPEA (Portugal) y Fundación Ciudad de la Energía (León).

El Campo de Voluntariado 'Río Ebro' es una experiencia piloto que pretende desarrollar actividades de formación para la denominada fase de adopción de tramos de ríos o actuaciones de mejora y puesta en valor del río. Para conocer en directo experiencia reales de adopción, veinticinco voluntarios de diferentes puntos de la Península Ibérica se reunirán en Polientes procedentes de Cataluña, Galicia, Madrid, Valencia, Cuenca, Portugal, León y Cantabria.

Los objetivos del campo de voluntariado son los de mejora de instalaciones de uso público mediante prácticas sostenibles, diagnóstico del estado ecológico del Ebro a su paso por Cantabria y restauración de espacios degradados. Asimismo, pretende ser ejemplo de iniciativas de adopción de ríos y custodia fluvial, y acercar los territorios donde se desarrolla el Proyecto Ríos.

Las actividades que realizarán los participantes en el campo de voluntariado 'Río Ebro' tienen una componente formativa previa y un protocolo de seguridad. Durante la semana, los voluntarios acometerán un muestreo intensivo del río Ebro a su paso por Cantabria, la restauración del puente del Pontón en el arroyo Troncos y la recuperación ambiental de la finca La Requejada. Este programa de trabajo se completará con actividades de ocio y aprendizaje como la visita al Observatorio Astronómico de Cantabria (OAC), el recorrido en torno a la cascada del Tobazo y un itinerario interpretativo a lo largo del Ebro.

Muestreo del río Ebro a su paso por Cantabria. Desde Brañavieja a Villaescusa de Ebro, se realizará un diagnóstico de la situación ecológica del río a través de los índices y metodología de la propia Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), como son estado del agua mediante determinación de macroinvertebrados y aplicación del índice BMWP, aplicación del índice QBR para la determinación del bosque de ribera, Índice de habitabilidad fluvial (IHF) y los parámetros físico - químicos (oxígeno disuelto, temperatura, conductividad, pH y amonio). La labor de campo será completada en el laboratorio utilizando medios de Caja Cantabria y del CIMA.

Restauración del puente del Pontón en el arroyo Troncos. Reparar los daños acusados por las abundantes precipitaciones caídas en la última temporada. La estructura es un pontón sobre vigas de madera y troncos con cobertura de tierra, apoyado en soportes de sillarejo. Unos 3,5 metros de la cubierta de esta estructura se encuentra bastante deteriorada. Es importante indicar que este camino se utiliza de forma habitual para actividades de ocio educativas en labores de divulgación ambiental.

Recuperación ambiental de la finca La Requejada. Propiedad de Caja Cantabria, se trata de acondicionar y mejorar una zona donde se lleva acabo un proyecto de recuperación de la cigüeña blanca en Valderredible. Se pretende mejorar las condiciones de nidificación y alimentación de esta especie. Para ello, se plantarán cuarenta árboles de especies diferentes como chopos negros, sauce blanco, fresnos y robles albares. Con esta repoblación se pretende favorecer el asentamiento futuro de más parejas de esta especie y crear un corredor arbóreo que aísle la zona de la colindante, de baños.

Iniciativas de educación ambiental

El Proyecto Ríos es una iniciativa de la Consejería de Medio Ambiente que, a través del CIMA, pretende fomentar la educación ambiental, el voluntariado y la participación ciudadana para el conocimiento y la conservación de los ríos de Cantabria. Es un proyecto de voluntariado que se desarrolla también en Cataluña, Comunidad Valenciana y Cuenca del Júcar, Galicia, Madrid, León y Portugal.

Una de las líneas de trabajo principales para la Obra Social de Caja Cantabria es la educación ambiental, y lleva invertidos, durante los últimos veinte años y de forma ininterrumpida, esfuerzos y recursos en labores de sensibilización, educación y formación en materia ambiental. Todos estos programas se canalizan a través del Centro de Educación Ambiental Caja Cantabria en Polientes.

Fuente.- Gobierno de Cantabria.

Comentarios