La Cuenca del Segura vive su mejor año hidrológico desde la década de los 70

0
94
94

El año hidrológico 2009/2010 ha sido uno de los mejores de los que existe constancia en la Cuenca del Segura, gracias a las importantes aportaciones (650 hectómetros cúbicos) partiendo de las reservas con las que se inició (165 hm3, 114 más que el año anterior). La abundancia de lluvias y nevadas en las zonas de cabecera ha permitido cerrar los pozos de sequía, acabar con las restricciones de riego, regenerar el caudal ecológico del río y mantener unas reservas en los embalses que serán vitales para realizar una gestión hiperanual.

Los miembros de la Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) han podido conocer esta mañana estos datos correspondientes al año 2009 y como se encuentra el proceso de elaboración del Plan Hidrológico de la Cuenca del Segura, así como la liquidación de las cuentas del organismo correspondientes al año 2009.

En lo que se refiere al presupuesto de la CHS, superó el pasado año 2009 los 98 millones de euros, alcanzando el capítulo de inversiones (las obras y estudios que el organismo de cuenca lleva a cabo para la puesta en marcha o reparación de infraestructuras) los 65 millones de euros, con una ejecución del 93%, inversiones que incluyen las previstas en el Plan E que han sido ejecutadas por el organismo de cuenca. En cuanto al ejercicio 2010, dada la situación actual de crisis económica, se ha informado a la Junta que los objetivos de la CHS son priorizar aquellas inversiones necesarias para la seguridad y mantenimiento de las infraestructuras hídricas así como las de protección y vigilancia del dominio público hidráulico.

Por lo que respecta a la situación hidrológica, las citadas aportaciones de 650 hectómetros cúbicos han supuesto un cambio radical no sólo respecto a la época de grave escasez de lluvias de los últimos años, sino también en comparación con el último tercio del siglo XX, ya que hay que remontarse a la década de los 70 para encontrar aportaciones similares.

Fuente: C.H. Segura

Comentarios