Ctaqua aporta nuevos usos a los subproductos acuícolas para cosmética, agricultura y nutrición

0
63
63

El Centro Tecnológico de la Acuicultura de Andalucía - Ctaqua - ha presentado hoy, en El Puerto de Santa Maria, su proyecto de Aplicación del Conocimiento “Valorización de los Subproductos Animales No Destinados Al Consumo Humano (SANDACH) procedentes de la acuicultura andaluza”.

Esta iniciativa, enmarcada en la línea de medioambiente de Ctaqua y financiada por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, busca que los acuicultores andaluces puedan gestionar in situ sus subproductos, optimizando la sostenibilidad e incrementando su compromiso ambiental.

Además, pretende también convertir un subproducto costoso de eliminar y almacenar, en una posible fuente de ingresos para el acuicultor, alcanzando mejores rendimientos en la producción.

La jornada, a la que acudieron más de 60 profesionales vinculados con el sector, empezó con la intervención de Blanca Neria - responsable del proyecto - que explicó los objetivos, las experiencias desarrolladas y los resultados obtenidos en los 12 meses que ha durado este trabajo.

“Como objetivo general nos planteamos verificar la posibilidad de proporcionar un valor añadido a los residuos generados por el sector de la acuicultura, así como transferir a las empresas andaluzas la tecnología suficiente para gestionar sus SANDACH”, indicó la responsable del proyecto.

De forma mas especifica “hemos trabajado para poner a punto la generación de un compost de alta calidad, el aprovechamiento de la molienda de conchas de moluscos, y la extracción de aceite de pescado”.

Para la obtención del compost, Ctaqua trabajó con el Grupo de Investigación TEP-181 de Tecnologías del Medio Ambiente de la Universidad de Cádiz, tanto para el diseño y ejecución de una planta piloto, como para el desarrollo de un protocolo de obtención.

“El uso del compost se verificó a través de ensayos con diversos colaboradores, entre los que se encuentra el Centro Agronómico de la Agroindustria (ADESVA), donde se evalúo su comportamiento como abono en el cultivo de la fresa. Mientras que en el Instituto de Formación Agraria Pesquera de Andalucía (IFAPA) de Chipiona (Cádiz) se ha estudiado su viabilidad como sustrato de cultivo en planta anual o de temporada”, detalló.

Otra de las experiencias expuestas se trata del uso de vísceras de dorada y lubina para obtener productos de alto valor añadido, entre los que se encuentra el DHA (90 % de pureza aproximadamente) en su forma etílica, apto para consumo humano y beneficioso para la salud. Este trabajo fue desarrollado por Ctaqua con los grupos de investigación de “Química de Biomoléculas y Procesos Alimentarios” y de “Ecología Acuática y Acuicultura” de la Universidad de Almería.

Además, añadió, con la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos (ANFACO-CECOPESCA) se obtuvo aceite de pescado rico en DHA y EPA, “necesarios para el buen desarrollo del sistema nervioso central, inmunitario, reproductor, respiratorio y circulatorio”.

Otro de los resultados de este interesante proyecto, y que es una muestra de aprovechamiento de los SANDACH, es la molienda de conchas Crassotrea gigas.

SANASUR, Laboratorios Naturales del Sur S.L, identificó la molienda de conchas, por su contenido en carbonato cálcico y en nácar y por sus propiedades exfoliantes y revitalizantes, como una materia prima excelente para utilizarla en cosmética.

Así todos los asistentes pudieron ver y llevarse a casa una muestra de dos productos resultantes de la molienda: una mascarilla exfoliante con concha marina y una crema hidratante y revitalizante con concha marina. Además de una muestra del compost.

Después de la intervención de Blanca Neria, expertos de la Universidad de Cádiz, la Universidad de Almería, la Consejería de Agricultura y Pesca, y de Sanasur, se reunieron en una mesa redonda moderada por Juan Manuel García de Lomas, gerente de Ctaqua, para exponer con mayores detalles su experiencia en este innovador proyecto.

Fuente.- CTAQUA

Comentarios