Licitados por 4 millones de euros los servicios para la inspección y vigilancia de las obras del proyecto los ramales de la zona nororiental de la llanura manchega

0
50
50

El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (MARM), a través de la Dirección General del Agua, ha licitado hoy la contratación de servicios para la inspección y vigilancia de las obras del proyecto los ramales de la zona nororiental de la llanura manchega, en las provincias de Cuenca, Albacete, Ciudad Real y Toledo, por un presupuesto de 3.978.379 euros.

El objetivo de esta asistencia técnica es garantizar que la obra se realice de acuerdo al proyecto de construcción; que la geometría, mediciones y valoraciones sean las correctas y que la calidad de todas las unidades de obra y sus materiales respondan a lo estipulado.

Para ello, los trabajos a realizar consistirán en el control y vigilancia del desarrollo de las actuaciones, tanto a pie de obra (materiales, medios y ejecución) como en los centros de fabricación (control de áridos, hormigones, tuberías, equipos mecánicos y electromagnéticos, calderería, etc.).

En ese sentido, el servicio incluirá los trabajos de inspección, control de calidad, pruebas, ensayos de laboratorio, estudios e informes sobre los equipos e instalaciones incluidos en el proyecto de construcción, así como la inspección y control de calidad de la obra durante las diferentes fases de fabricación, suministro y colocación, puesta en marcha de los equipos indicados, instalaciones y ejecución de la obra.

El proyecto de los ramales de la zona nororiental de la Llanura Manchega beneficiará a veinte municipios y a más de 133.000 habitantes de Castilla-La Mancha.

Las localidades abastecidas en el proyecto son: Minaya, Villarrobledo (Albacete); Pedro Muñoz y Socuéllamos (Ciudad Real); Belmonte, Casas de los Pinos, Los Hinojosos, Horcajo de Santiago, Las Mesas, Mota del Cuervo, El Pedernoso, Las Pedroñeras, Pozorrubio, El Provencio, San Clemente, Santa María de los Llanos y Villamayor de Santiago (Cuenca); Miguel Esteban, Quintanar de la Orden y El Toboso (Toledo).

Las obras forman parte de una infraestructura más compleja de abastecimiento de la llanura manchega que, con una inversión total prevista superior a los 350 millones de euros, pretende solucionar los problemas de escasez y mejora de la calidad de agua potable disponible para las poblaciones de esta zona. Asimismo, representa la garantía y seguridad al abastecimiento de un territorio, garantizando y apostando por su desarrollo económico presente y futuro.

Fuente.- MARM

Comentarios