Resuelta favorablemente la evaluación de impacto ambiental del proyecto Modernización de la zona regable de El Hundido en Cantilla, Sevilla

0
17
17

De acuerdo con el análisis y las consultas realizadas, el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino ha formulado la evaluación de impacto ambiental del proyecto “Modernización de la zona regable de El Hundido. T.M. Cantilla (Sevilla), concluyendo que siempre y cuando se cumplan con las condiciones fijadas en esta resolución quedará adecuadamente protegido el medio ambiente y los recursos naturales.

El proyecto tiene por objeto la modernización de la estructura de riego de la zona regable de El Hundido, mediante la captación de aguas procedentes del río Guadalquivir, sin ampliación de la superficie de regadío. Incluye la instalación de una red de tuberías a presión que permite la implantación posterior de un sistema de riego por goteo en toda la zona regable. El promotor es la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir del MARM.

La superficie de riego objeto de modernización tiene 266 hectáreas que están dedicadas prácticamente al cultivo del naranjo, regándose en la actualidad a manta por el sistema de inundación. La futura red se distribuye a ambos márgenes del canal principal de riego existente e irá enterrada en zanja, por lo que no supone un cambio importante en el uso del suelo, ni se ubica sobre ningún espacio incluido en la Red Natura 2000.

No son previsibles impactos negativos relevantes durante la fase de explotación siendo esperable, por el contrario, efectos positivos derivados de la disminución de las pérdidas y filtraciones en el canal existente y de la reducción del consumo de agua que supondrá la futura implantación de un sistema de riego por goteo, controlado vía radio por una estación de telecontrol, en lugar del riego a manta actual.

La resolución del MARM exige que el promotor tenga en cuenta las medidas propuestas por las entidades consultadas como son extremar las precauciones en los hábitats sensibles y de alto valor ecológico, al objeto de que no resulten afectados de forma negativa, ni directa ni indirectamente.

Durante la ejecución de las obras se realizará una labor de prevención y control y vigilancia de vertidos de sustancias contaminantes al suelo o las aguas superficiales o subterráneas. Por otro lado, se evitará la realización de obras en época de lluvia y/o durante las posibles crecidas de los ríos Viar y Guadalquivir.

Se programarán las obras para no afectar a los periodos críticos de las especies de fauna existentes. El promotor indica que el plan de vigilancia incluirá indicadores relativos a la perdida de vegetación de ribera, hidrología y afección a la fauna.

Las alteraciones en la calidad del paisaje son escasas ya que las conducciones irán enterradas. No obstante, el proyecto establecerá actuaciones de restauración e integración paisajística del conjunto afectado.

Comentarios