España colabora con Nicaragua en el estudio del trópico seco

0
45
45

El viernes tuvo lugar en Estelí, Nicaragua, la inauguración de la Estación Experimental 'El Limón', un nuevo centro de investigación que pretende ser referencia nacional e internacional en ecología, conservación y restauración de sistemas forestales del trópico seco.

Este evento culmina un gran proyecto de cooperación inter-universitaria entre España y Nicaragua que empezó en 2008 financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID) y que han liderado el Centro de Investigación en Ecología y Aplicaciones Forestales (CREAF), el Instituto de Investigación en Tecnología Agroalimentaria (IRTA) y la Facultad Regional Multidisciplinar de Estelí de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (FAREM/UNAN Managua).

El proyecto ha tenido como principales objetivos la instrumentalización de una estación experimental para el estudio del trópico seco, la creación de una oficina de transferencia de resultados de investigación (OTRI) y la formación y capacitación de personal académico e investigadores nicaragüenses en diferentes áreas temáticas, como edafología y ecología, claves para el estudio y conservación de los ecosistemas tropicales frente a las principales amenazadas vinculadas al cambio global.

El estudio de las vulnerabilidades del bosque tropical seco, uno de los más amenazados del mundo, es clave para su preservación. Asimismo, da nuevos conocimientos sobre el clima biestacional a los investigadores españoles que ayudaran a afrontar los cambios previstos en el área mediterránea en los próximos años. Según las previsiones nuestros ecosistemas tendrán que adaptarse a un nuevo clima de características parecidas al tropical seco.

Tema clave en Nicaragua y en los países de la Cuenca Mediterránea

A diferencia de otros proyectos de cooperación, esta iniciativa ha ido más allá de las actuaciones de adquisición de infraestructura y formación y ha podido poner en práctica el instrumental y los recursos humanos de la nueva Estación Experimental a través de un programa de investigación conjunto.

Este programa se ha centrado en estudiar los efectos del cambio global - como los incendios, el cambio climático o la fragmentación de los bosques- sobre sistemas forestales del trópico seco, una línea de investigación con un gran impacto a nivel local. No en vano, el bosque tropical seco fue reconocido en 2002 por la World Watch Foundation como de gran valor por su biodiversidad y por los servicios ambientales que presta.

Sin embargo, es uno de los ecosistemas más amenazados del mundo debido a los efectos del aumento de la agricultura extensiva y a su sensibilidad frente al cambio global. En estos momentos sólo queda un 2% de su superficie original en CentroAmérica. En este sentido, la estación de 'El Limón' se encuentra en la región norte de Nicaragua, en uno de las zonas donde más abunda este tipo de bosque.

Asimismo, durante el desarrollo de este proyecto, los investigadores españoles han podido trabajar en un sistema ecológico (el del bosque tropical seco) con una marcada biestacionalidad (época húmeda y época seca) que, hasta cierto punto, puede asemejarse y permite entrever cuales pueden ser la consecuencias de un aumento de la aridez y la pérdida de estacionalidad (ej. primavera, otoño) en la Cuenca Mediterránea por efecto del cambio climático.

Así pues, este es un proyecto real de cooperación inter-universitario con mutuos beneficios.

Fuente: CREAF

Comentarios