La Confederación Hidrográfica del Ebro licita el proyecto de nueva toma de abastecimiento a Calatayud desde el embalse de La Tranquera

0
53
53

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha licitado la obra para la construcción de la nueva toma directa para el abastecimiento de Calatayud (Zaragoza), desde el embalse de La Tranquera. Según el presupuesto de licitación, el Organismo invertirá 309.127 euros en esta actuación que plantea elevar la cota donde se encuentra la toma, conectándola a la de regadío que también existe en el embalse.

El objetivo es evitar la afección que produce en la coloración y olor del agua de boca de Calatayud, sólo en determinadas temporadas, la excesiva presencia de algas. Las obras, por cuestiones técnicas, se deben ejecutar necesariamente entre el otoño y el invierno, coincidiendo con el mínimo nivel de embalse y con las tareas de mantenimiento y conservación, tras la campaña de riego.

Esta actuación forma parte de las medidas que la Confederación Hidrográfica del Ebro ha desarrollado para colaborar con las administraciones que directamente tienen las competencias en abastecimiento. Aquí se incluyen, junto con las obras anunciadas hoy, todos los  estudios de calidad que se han realizado en el embalse de La Tranquera y que han concluido que las aguas son de calidad óptima.

La toma de riego que se encuentra en la 656,50 del embalse (ocho metros por encima de la toma desde donde se deriva a la potabilizadora de Calatayud en la cota 648,84), tiene un caudal de salida mucho mayor que el de agua de boca. Esto conlleva que bajo ella se mantenga una capa profunda con poca renovación de oxígeno, donde, además, se detecta la presencia de algas filamentosas que están sedimentando en  esta área, lo que puede afectar a la acción de la potabilizadora de la localidad.

Por esta razón, además de plantear por parte del Organismo la variación de la cota a la que se encuentra la salida de agua de Calatayud, el estudio de calidad recomienda el refuerzo de la infraestructura de potabilización con la que cuenta el municipio, introduciendo filtros autolimpiantes.

Para la nueva toma se ha definido teniendo en cuenta la población actual de la localidad y también las proyecciones de futuro y con las dotaciones previstas. Se instalará una tubería de 350 milímetros que, conectando con la nueva toma de riegos  en el interior de lacaseta de accionamiento de la misma, ubicada en el pie de presa, discurrirá por la margen izquierda hasta enlazar con el inicio de la infraestructura municipal.

Calidad de las aguas

El cambio de cota se definió tras analizar las conclusiones del estudio de seguimiento de la calidad de las aguas y el estudio limnológico del embalse de La Tranquera, que incluyó la instalación de una sonda en el embalse que ha permitido muestrear durante  un año, encada una de las estaciones y con diferentes niveles de agua. Esta sonda autoposicionable seguirá en funcionamiento recabando en continuo datos de calidad del embalse y de su perfil por cotas.

El estudio de calidad se presentó y se remitió al Ayuntamiento de la localidad la pasada primavera. En él se concluye que el recurso del embalse es idóneo para el abastecimiento de agua de boca y no existe presencia significativa de fitoplancton tóxico. Por esta razón, se resume que la afección que se produce en determinados periodos en algunos aspectos del agua de boca de Calatayud no tiene que ver directamente con la calidad de las aguas, si no con la ubicación de esta toma respecto a otra existente para riego

Comentarios